CÁMARA DE DIPUTADOS

Ante la Comisión Permanente, la titular de la CNDH presentó su informe de labores

 

  • El reto es crear una cultura de derechos humanos, dijo

 

  • Legisladores y legisladoras externan comentarios al respecto

 

CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 26 enero 2022.- Ante las y los legisladores de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, presentó su informe anual de actividades.

La presidenta en turno de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente, senadora Olga Sánchez Cordero, señaló que con la presentación del informe anual de actividades correspondiente a 2021 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, “se da cabal cumplimiento a la obligación constitucional que nos impone el artículo 102 de nuestra Carta Magna”.

Explicó que, si bien es cierto que la obligación contenida en la legislación secundaria de la Ley de la CNDH establece que en enero de cada año la presidencia de ese órgano autónomo comparecerá ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, “la situación sanitaria que impera en nuestro país orilló a que el ejercicio se realizara a distancia, sin menoscabo del cumplimiento constitucional y legal que compete a estos órganos del Estado”.

Afirmó que el Congreso, a través de las comisiones correspondientes de sus cámaras, se abocará al análisis de dicho informe para su estudio y con ello cumplir eficazmente con este ejercicio de rendición de cuentas, propio de un Estado democrático.

La CNDH sirve mejor que antes

A través de la plataforma digital, la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, reconoció que “si bien todavía nos falta mucho, hoy la Comisión sirve mejor que antes a las y los mexicanos”. Sostuvo que las reformas que se han impulsado permiten reducir los tiempos de atención de quejas y conclusión de expedientes y, además de hacer más recomendaciones, ir desahogando las que quedaron pendientes de cumplimiento.

Resaltó que, si se quiere construir un mejor país, la mejor asociación para lograrlo es “una Comisión Nacional de los Derechos Humanos autónoma, en plenitud de su ejercicio, como garantía de la contención de los excesos del poder, y una autoridad abierta al escrutinio y al juicio de quienes tenemos el deber de cuidar sus actos”.

Piedra Ibarra detalló que en 2021 se emitieron un total de 155 instrumentos recomendatorios: 146 recomendaciones particulares, siete por violaciones graves y dos recomendaciones generales. Como resultado de ello, se atendió a 22 mil 994 personas en situación de víctimas. A la fecha, la CNDH da seguimiento a 735 recomendaciones en trámite, de las cuales se logró que 50 alcanzaran un estatus con pruebas de cumplimiento parcial.

Asimismo, como parte de las acciones de protección, la Comisión Nacional presentó 115 demandas de acciones de inconstitucionalidad. También emitió 17 pronunciamientos. Mencionó que en 2021 el número de expedientes de quejas fue de 11 mil 521 y el número de víctimas de 134 mil 516.

Agregó que la CNDH “nunca como ahora ha actuado con autonomía y en plenitud de sus facultades, luchamos contra inercias, contra un cúmulo de demandas generadas por omisiones del pasado”. Consideró que es necesario “ubicar el ámbito de trabajo y competencias de cada quien, para coordinarnos, para ayudarnos mutuamente y atender el clamor de las víctimas”.

Sostuvo que “hace dos años que la violencia a los derechos humanos en México no puede ser tarea sólo de la CNDH y mucho menos que se pueda resolver aisladamente”. Estimó que es menester un esfuerzo extraordinario que sume autoridades de todos los niveles a jueces y fiscalías, comisiones estatales de derechos humanos y comisiones de atención a víctimas”.

Intervención de legisladoras y legisladores

Desde plataforma digital, la senadora Katya Elizabeth Ávila Vázquez (Encuentro Social) reconoció lo hecho por la CNDH para fortalecer el espíritu de la defensoría más importante en materia de derechos humanos en México y se pronunció por continuar avanzando para que las y los mexicanos tengan siempre una institución fuerte y dotada de las capacidades necesarias para su tranquilidad.

A su vez, la senadora Patricia Mercado (MC) expresó que el éxito de la autonomía de la CNDH será tangible en la medida que se demuestren acciones para proteger y acompañar a víctimas. Cuestionó el actuar de la Comisión en torno al asesinato de la periodista Lourdes Maldonado, la militarización en el país, la prisión preventiva oficiosa, el caso de José Manuel del Rio Virgen y del cuerpo del bebé aparecido en un centro penitenciario de Puebla.

Por el PT, el diputado Benjamín Robles Montoya consideró que quienes critican las acciones del gobierno en materia de derechos humanos, son los que sumieron al país en un desastre y descomposición social por décadas. La CNDH, dijo, se transforma para estar al servicio del pueblo de México y es un órgano auténtico de defensoría de derechos humanos encabezado por una auténtica defensora y activista.

Desde plataforma digital, el diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) denunció que a lo largo de casi dos años se ha perseguido, atropellado, discriminado, violado derechos humanos e incluso se ha llegado a quitar la vida a algún ciudadano por medidas sanitarias, pero que en realidad se convirtieron en medidas que aterrorizaron a la población. Al respecto, dijo, “la CNDH no dijo y sigue sin decir nada”.

La diputada Elizabeth Pérez Valdez (PRD) lamentó que la CNDH tenga ahorros cuando hay 96 mil personas desaparecidas de 2018 a la fecha, cuando más de cien mil personas han perdido la vida de manera violenta en lo que va del sexenio, ni en medio de la crisis sanitaria. La CNDH, dijo, ha quedado a deber en materia de feminicidios y asesinatos de políticos y periodistas en el país, así como en agresiones homofóbicas.

El diputado del PVEM, Luis Arturo González Cruz, reconoció a quienes integran la CNDH por su trabajo y acciones para promover la paz, el bienestar y la protección de los derechos humanos. Añadió que en el contexto de la contingencia los derechos humanos son más relevantes, particularmente para acceder a los servicios de salud y la universalidad de aplicación de tratamientos y vacunas.

También del PVEM, la diputada Claudia Delgadillo González destacó que un reto en materia de derechos humanos es la protección a las y los migrantes solicitantes de asilo, refugiados y víctimas de trata de personas. Aseguró que la migración irregular representa una de las principales fuentes de ingresos para el crimen organizado. Se pronunció por dotar a la CNDH de todas las facultades para investigar y tener un papel más activo en la defensa y procuración de los derechos.

Desde la plataforma digital, la diputada Cristina Ruiz Sandoval (PRI) señaló que en México la lucha por el reconocimiento de los derechos humanos ha tenido una evolución importante, pero también “muchos retos por cumplir”. Consideró que un Estado democrático debe contar con un órgano protector de derechos humanos independiente y autónomo, alejado de presiones políticas.

El senador José Alfredo Botello Montes (PAN) sostuvo que “las maneras tan desaseadas en que la presidenta fue electa, la forma tan cuestionable en que se conducen algunos de sus funcionarios, el reglamento que le otorga todas las facultades a un subordinado, pero, sobre todo, las ausencias absolutas de la Comisión ante los graves problemas nacionales en materia de derechos humanos, están poniendo en severo riesgo la viabilidad misma de la institución”.

El diputado Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros (Morena) llamó a leer el informe, hay cuestiones muy importantes. Mencionó que se presentaron mil 543 en materia penitenciaria, de las cuales 796 están concluidas. La CNDH emprendió en los penales una campaña para prevenir el Covid lo que salvó vidas humanas. Mencionó que se emitieron 155 recomendaciones, “el número más alto de un órgano autónomo”.

También de Morena y por plataforma digital, la senadora Lilia Margarita Valdez Martínez dijo que “queremos que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se convierta en nuestro país en una defensoría del pueblo y esta es una tarea de reconstrucción por la cual quienes la conforman vienen a rendir cuentas de su actuar”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.