LOS ALÉRGENOS AMBIENTALES DESENCADENAN CONJUNTIVITIS

AGUASCALIENTES, Ags., martes 8 de diciembre de 2015.- La conjuntivitis es un padecimiento desencadenado por sustancias o agentes llamados alérgenos presentes en el medio ambiente, señaló el Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA).

Se recomienda a la población que en caso de tener los síntomas  acudir a su Unidad de Salud o a los Hospitales de Segundo Nivel de Atención  como lo son Hospital  Tercer Milenio, Hospital de Rincón de Romo, Hospital de Calvillo, Hospital de Pabellón y Hospital de Rincón de Romos y Atención de Tercer Nivel como el Hospital Miguel Hidalgo.

Dentro de las sustancias más comunes que generan la conjuntivitis son: el polen, pelo de animales, ácaros, polvo, plumas de aves, contaminación ambiental, sustancias químicas como detergentes y aerosoles y el humo.

Se considera que los niños suelen ser los más afectados, no obstante, puede padecerla cualquier persona; algunas veces es hereditaria y es frecuente en personas que sufren otras enfermedades alérgicas como la rinitis alérgica, bronquitis asmática o eczema.

En caso de presentar sintomatología como: enrojecimiento de la parte blanca del ojo del interior del párpado, lagrimeo, secreción del ojo blanca, amarillenta o verdosa, picazón, dolor y ardor en los ojos, sensibilidad molesta a la luz.

Así como, sensación de tener arenilla en los ojos, ojos o pestañas con lagañas y visión borrosa acudir con el médico especialista en oftalmología para recibir el tratamiento adecuado.

Además la mayor parte de los casos de conjuntivitis viral se consideran leves, la infección  suele durar entre 7 y 14 días, se puede usar lágrimas artificiales y bolsas frías para aliviar la resequedad y la inflamación.

La Secretaria de Salud recomienda ante esta enfermedad y cambios de temperatura:

Evitar el uso de alfombras y tapetes, Lavarse las manos de manera frecuente con agua y jabón. Limpiar sus muebles con un trapo húmedo. Usar almohadas de poliéster u otras fibras sintéticas

Lavar cobijas y almohadas con agua caliente. Aspirar los muebles, en especial los colchones

No manipular insecticidas o ambientadores sin protección. Fumigue las partes de su casa que presenten humedad una vez al mes. Evitar tener mascotas.Usar lentes de sol para proteger sus ojos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.