LA CONSTITUCION, 100 AÑOS DE BUENAS INTENCIONES: FERNANDO HERRERA.

*Necesario, fortalecer su difusión ya que de cada 100 mexicanos, 92 dicen conocerla poco o nada.

*Urge una cultura de la legalidad: uno de cada cinco piensa que puede incumplir la ley si no le conviene.

CIUDAD DE MÉXICO, sábado 4 de febrero de 2017.- En un ensayo sobre los cien años de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el senador aguascalentense Fernando Herrera Ávila sostiene que urge al país una cultura de respeto a la ley pues “el 20 por ciento de los mexicanos se siente autorizado a desobedecer la ley si no le conviene”.

El ensayo forma parte de un libro conmemorativo del centenario de la Constitución, el cual será presentado la próxima semana, y contiene abundante bibliografía, entre la que destacan las encuestas del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM sobre cultura democrática.

Herrera Ávila, coordinador de los senadores panistas, indica que de acuerdo con las encuestas el 92 por ciento de los mexicanos conoce poco o nada la Constitución. “Esto, agrega, habla de la urgencia de ampliar su difusión y estudio para que los ciudadanos puedan demandar sus derechos y cumplir sus obligaciones”.

Cita la Segunda Encuesta Nacional de Cultura Constitucional para subrayar que “el 80 por ciento de los mexicanos opina que la Constitución se cumple poco o nada, y lo más grave es que el 20 por ciento se siente autorizado a desobedecer las leyes en caso de que le parezcan injustas”.

En su ensayo, titulado “Constitución 100 años. Las buenas intenciones y la realidad”, Herrera Ávila  comenta que la evolución de la Constitución no ha estado exenta de caprichos, “pero en general el Congreso y el Ejecutivo han sido bastante responsables en cuanto a la incorporación de buenos deseos”.

Subraya que la transformación del país plasmada en la Constitución no tenido los resultados esperados en gran medida por la extensa red de corrupción que prevalece en el sistema político y por la ineficiencia administrativa de la clase política en el poder.

En su escrito, el también presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado  asegura que la corrupción es el gran problema nacional y figura entre las causas de la inseguridad que enfrenta el país.

Puntualiza que el Sistema Nacional Anticorrupción, propuesto por Acción Nacional,  es una de las más importantes aportaciones del Congreso, y confía en que estén contra la corrupción “incluso aquellos que desconocen la Constitución y quienes creen en pueden incumplir la ley a voluntad”.

En opinión de Herrera Ávila el ambiente se ha deteriorado tanto que la transformación del país tiene que empezar por el combate a la corrupción.

“Cuando los ciudadanos vean que un secretario de Estado corrupto o un Presidente terminan en la cárcel, entonces, y sólo entonces, empezarán a pensar que el esfuerzo va en serio. No es pesca de charales, sino de tiburones, para predicar con el ejemplo”, afirma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.