La confianza en las instituciones y en los procesos electorales es importante y se deben construir las verdades para comprenderlas: Rodríguez Mondragón

  • El magistrado de la Sala Superior del TEPJF dijo que la democracia es el sistema de gobierno más apoyado en el mundo, aunque tenga estos episodios de descontento
  • Para que un proceso electoral en su integridad tenga la confianza se tienes que trabajar mucho más en la legitimidad, desde la modificación de la Ley, hasta la aceptación de los resultados, indicó

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., domingo 4 de marzo de 2018.- El magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Reyes Rodríguez Mondragón, aseguró que la confianza en las instituciones y los procesos electorales es importante y, por ello, como demócratas en conjunto debemos reforzar nuestra conducta y construir las verdades que permitan comprenderlas.

“La confianza importa, construyámosla sobre verdades. Importa tanto porque, como diría Stephen Breyer, juez de la Suprema Corte de Estados Unidos, las instituciones que perduran son aquellas que obtienen el apoyo y la confianza de la ciudadanía, y para que perduren tienen que comprenderlas, así que construyámoslas sobre las verdades que nos permitan comprenderlas. La democracia es el sistema de gobierno más apoyado en el mundo, aunque tenga estos episodios de descontento, por lo que tendríamos que reforzar nuestra conducta como demócratas”, sostuvo.

Al participar en la Mesa “Construyendo una narrativa de legitimidad y confianza pública en las elecciones del 2018”, en el marco del XVI Congreso Nacional de Abogados de la Barra Mexicana, señaló que el desencanto de la sociedad hacia la democracia no debe ser atribuible sólo a la materia electoral, ya que en ello también influye el hecho de que dichos procesos no están generando el bienestar que la ciudadanía espera en materia social y económica.

Rodríguez Mondragón indicó que la inconformidad de parte de la sociedad también tiene que ver con el alto reformismo electoral que se presenta de manera periódica, porque el hecho de estar cambiando las leyes contantemente genera una percepción de que el diseño institucional no está siendo el adecuado de origen.

“Para que un proceso electoral en su conjunto, en su integridad, tenga la confianza o el nivel de aceptación que deseamos que tenga en las democracias, tenemos que trabajar mucho más en la legitimidad que va desde la modificación de la Ley, hasta la aceptación o el litigio respecto a los resultados”, recalcó.

El magistrado de la Sala Superior aseveró que para fortalecer la confianza en los procesos electorales se requiere que, además de sancionarse las malas prácticas, como el clientelismo electoral y el turismo electoral, también se deben inhibir dichas acciones para que no se presenten más durante las elecciones.

Además, puntualizó Rodríguez Mondragón, para revertir la desconfianza que prevalece, todos los actores involucrados en las elecciones deben cooperar y tener un desempeño óptimo, además de buscar la manera en cómo se impulsa una participación más incluyente de la ciudadanía, y en la que también se deben de considerar a los candidatos independientes para que compitan con una mayor equidad con los candidatos postulados por los partidos políticos.

En la Mesa, moderada por el coordinador de la Comisión de Derecho Electoral de la Barra Mexicana, Colegio de Abogados, Marcos del Rosario Rodríguez, participaron Irma Méndez de Hoyos, profesora y coordinadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), y Javier Aparicio, profesor-investigador de la División de estudios políticos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.