ES MÁS LO QUE SE PIERDE QUE LO QUE SE GANA AL REDUCIR EL NÚMERO DE LEGISLADORES: OTÁLARA MALASSIS

ES MÁS LO QUE SE PIERDE QUE LO QUE SE GANA AL REDUCIR EL NÚMERO DE LEGISLADORES: OTÁLARA MALASSIS
  • La magistrada presidenta del TEPJF, Janine Otálora Malassis, dijo que se deben evaluar los efectos que esa modificación tendría sobre el sistema de partidos y gobierno de México
  • El especialista en temas de ciencias políticas y democracia, Dieter Nohlen, afirmó que los sistemas electorales continúan siendo un gran desafío para la ciencia política.

CIUDAD DE MÉXICO, lunes 13 de febrero de 2017.- La magistrada presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine M. Otálora Malassis, aseguró que la propuesta de reducir el número de diputados y senadores que integran el Congreso de la Unión, debe ser analizada de manera cuidadosa para comprender los efectos que dicha modificación tendría sobre el sistema de partidos y gobierno de México.

Destacó que, en el escenario complejo que vive el país ante los problemas económicos y geopolíticos, los partidos políticos han manifestado esta posibilidad, pero para ello se deben analizar los costos y beneficios que conllevaría la reducción del tamaño de las cámaras.

“Asumiendo esta perspectiva analítica, el resultado de la reducción del tamaño del Congreso permitiría ganar poco en términos económicos para perder mucho en términos de representación política. Al reducir la Cámara de Diputados se estaría afectando la posibilidad de los partidos minoritarios de acceder a una representación justa, agravando aún más la desproporcionalidad propia de nuestro sistema”, aseveró Otálora Malassis.

Al presentar la conferencia magistral “Sistemas electorales y jurisdicción constitucional en América Latina. Algunas experiencias comparadas”, impartida por el politólogo alemán Dieter Nohlen, la Magistrada Presidenta recalcó que se debe reconocer la disposición de la clase política de reducir los espacios de representación, “pero al mismo tiempo debemos de advertir las posibles desventajas de la iniciativa para poder perfeccionar el sistema de nuestras instituciones”.

En el evento realizado en el Auditorio José Luis de la Peza, subrayó que antes de tomarse cualquier determinación, es pertinente analizar los diversos mecanismos que se podrían emplear para lograr los objetivos buscados en términos económicos, pero sin afectar los equilibrios de pluralismo y representación.

En este tenor, Otálora Malassis recordó que México se ha tardado casi 30 años en alcanzar el pluralismo. Por ello, la prioridad debe ser conservar este equilibrio como el mecanismo necesario para articular la diversidad de intereses, visiones e ideologías presentes en la sociedad mexicana y, precisamente hoy, ante los desafíos del mundo cambiante, globalizado y cada vez más diverso, se deben redoblar los esfuerzos para proteger a las minorías y con ello fortalecer la democracia.

Prevalecen debilidades conceptuales y clasificatorias en los sistemas electorales

Al hacer uso de la palabra, Dieter Nohlen, especialista en temas de ciencias políticas y democracia, señaló que los sistemas electorales continúan siendo un gran desafío para la ciencia política, pues permanecen en ellos varias debilidades, sobre todo conceptuales y clasificatorias.

Es por ello, continuó, que el juez electoral o constitucional requiere de un conocimiento de la sistemática electoral para cumplir bien con su función de tomar decisiones en controversias sobre dichos sistemas electorales, a veces en condiciones en que no existen normas constitucionales o legales claras en las qué sostenerse.

“En América Latina se sigue subestimando la importancia de los elementos que componen un sistema electoral, se escogen elementos que a veces no permiten una comprensión de cómo funciona el sistema referido”, dijo.

“Es usual hablar de la representación proporcional, se cita la respectiva disposición constitucional, el principio proporcional que debe informar el sistema electoral; sin embargo, sin descripción de los componentes de tales sistemas de representación no se puede certificar de qué tipo de sistema electoral en objeto se trata”, puntualizó Nohlen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *