EL ENFRIAMIENTO GLOBAL

P0r Óscar Fidel González Mendívil

AGUASCALIENTES, Ags., lunes 23 de noviembre de 2015.- La Guerra Fría es el periodo histórico que abarca desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta la disolución de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS). Aunque los dos polos de poder mundial no se enfrentaron directamente en batalla, sus conflictos se reprodujeron en distintos escenarios globales, desde Cuba y Corea, hasta Vietnam y Afganistán.

Para muchos de nosotros, la Guerra Fría fue parte constante de nuestras vidas. Distante si ustedes gustan, pero siempre presente. Unidos en el destino a los Estados Unidos (EU) por la geografía y los intereses económicos y políticos. Para mí, esta guerra nunca fue tan patente como en 1986. Ese año se presentaron dos fenómenos culturales relacionados con dicho conflicto y la transformación del mundo del cómic hacia la mayoría de edad de los superhéroes.

La compañía norteamericana DC Comics publicó Watchmen y Batman The Dark Knight Returns. En la primera obra la Guerra Fría sirve de contexto a la interacción de los héroes, uno de los cuales aparece como el villano quien, irónicamente, termina con el distanciamiento de las superpotencias, forzándolas a unirse tras provocar muerte de millones de neoyorquinos en un supuesto ataque de fuerzas externas.

En la segunda novela gráfica, los protagonistas son incapaces de detener la conflagración entre los EU y la URSS, quienes emplean su arsenal nuclear para atacarse. El resultado es el colapso de la civilización y el enfrentamiento de los héroes.

Tres años después, el Muro de Berlín cayó y con él dio inicio el fin de la Guerra Fría. El oso ruso se retiró a hibernar y dejó el camino libre para que el tío Sam se hiciera cargo del mundo. El conflicto había terminado. No hubo celebraciones ni desfiles. Pero en el invierno de 2014 el úrsido se despertó.

No terminaban las olimpiadas de invierno en Sochi cuando empezamos a ver las impactantes imágenes de las protestas populares en Ucrania. Ya desde noviembre de 2013, cuando el gobierno ucraniano suspendió las preparaciones de un acuerdo comercial con la Unión Europea para fortalecer sus lazos con Rusia, se habían presentado los primeros disturbios.

¿Qué importancia tiene este país para la zona europea? Ucrania posee uno de los más prometedores potenciales agrícolas del mundo; además, su infraestructura industrial y militar constituyó factores de poder que sostuvieron a la extinta Unión Soviética. De ahí que la existencia de una Ucrania independiente respecto a Rusia, sea el factor esencial a dilucidar entre los intereses occidentales y los de Vladimir Putin.

La política del presidente ruso ha buscado, desde su llegada al poder, mantener a Ucrania dentro de la esfera de influencia de Rusia, integrarla en un pacto aduanero, así como evitar su ingreso a la Unión Europea y a la OTAN.

No obstante, Ucrania se encuentra dividida entre quienes desean el ingreso a la Unión Europea y quienes desean mantener los vínculos con Rusia, éstos se ubican sobre todo en la parte industrializada del este y el sureste, incluida la península de Crimea.

Precisamente esta región y la ciudad de Sebastopol fueron admitidas, anexadas dirían otros, a la Federación Rusa por la Duma o cámara baja del parlamento. Frente a esta situación, los EU han reaccionado amenazando con imponer drásticas sanciones económicas a Rusia.

El embajador de México en retiro, Francisco Correa Villalobos, en el blog México Internacional, opina que: “Ni Estados Unidos ni Europa pueden o quieren ir más allá de sanciones puramente simbólicas que la prensa ha tratado de elevar a una importancia que no tienen. El nivel de relaciones económicas y financieras de Estados Unidos con Rusia no le confieren ninguna influencia sobre Rusia y las de ésta con Alemania y otros países europeos es de tal magnitud que medidas coercitivas financieras o comerciales de gran aliento redundarían en su propio detrimento.”

Tenemos pues un conflicto que implica la incorporación de territorio a un país en perjuicio de otro. Dos bloques antagónicos que promueven intereses distintos en la región. Y un deseo por evitar una guerra a gran escala con intervenciones armadas. Estamos de nuevo en la Guerra Fría. Al menos en la versión 2.0.

Curioso que coincida con la publicación hace un par de semanas* de la edición mexicana de Editorial Televisa de Batman The Dark Knight Returns. Chécala paisano para que recuerdes cómo era el mundo, tal vez esta guerra sea lo único frío para este año en Sinaloa.

*) Publicada el 23 marzo de 2014 en el periódico Ríodoce y reproducido aquí con autorización del autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.