COSA DE PRENSA

COSA DE PRENSA

Fernando Gómez Esparza, alcalde en 1993 que promoviera la privatización del agua.

  • En peligro, “correr a CAASA de casa”

  • Si no se ponen de acuerdo: Expertos

  • “No me arrepiento”: Fernando Gómez

 

Javier Rodríguez Lozano

 

AGUASCALIENTES, Ags., martes 11 de septiembre de 2018.- Está en peligro lo anunciado por la alcaldesa Tere Jiménez Esquivel, de dar por terminada la concesión a Concesionaria de Aguas de Aguascalientes, S.A., si como advirtiera en junio del año pasado el experto Emilio Rodríguez Briseño, “el Gobierno del Estado y el Municipio de la Ciudad de Aguascalientes no se ponen de acuerdo”. Y al menos hasta ayer, en la sesión del Cabildo capitalino, se ratificó que aún no hay acuerdo acerca de “correr a CAASA     de casa”, según se desprende de la denuncia de los regidores en el sentido de que el Gobierno del Estado pone en marcha importantes obras viales, en grandes avenidas, y ni siquiera le informa al Ayuntamiento de la capital del Estado que han sido inauguradas; otro indicador se refiere a que el Cabildo de la Ciudad desaprueba el trabajo del Congreso del Estado. Y como esos indicios se podrían citar más, que evidencian que no hay acuerdo entre los dos niveles de gobierno: El Estatal y el Municipal y eso, pone en peligro el que la Concesionaria se vaya de Aguascalientes… “Eso no es nuevo, siempre ha sido así”, diría la alcaldesa Tere Jiménez Esquivel, ante la denuncia ayer del regidor Gustavo Tristán López, de que la Concesionaria, “se está desquitando”, al aumentar desmesuradamente las tarifas. El regidor pediría a la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes, que investigue las denuncias de muchos usuarios en ese sentido. Eso ha ocurrido, diría Tristán, como represalia por el anunció de que no se les va a prorrogar la concesión… El regidor Miguel Romo Reynoso, pidió no politizar el tema (a pesar de su naturaleza no puede ser ninguna otra) y plantearía contundente: “Mejor preguntémonos qué seguirá después del primer minuto del 21 de octubre de 2023, cuando prescriba el título de concesión, siempre que se vigile que el servicio se preste conforme a las necesidades de la ciudadanía. Pero lo más importante es: ¿Qué va a suceder a partir del día uno de que CAASA pierda el título de concesión, independientemente de si se remunicipaliza o si es otra concesión?”… La primera intervención en asuntos generales, durante la sesión de ayer del Cabildo de Aguascalientes, el regidor independiente Mauricio González, había destacado que el tema más importante de la semana pasada había sido el anuncio de la alcaldesa Jiménez Esquivel, sobre el retiro de la concesión del agua. Se referiría también al foro de expertos Diálogo por el Agua, que se realizara los días 15 y 16 de junio del año pasado en el CIDE, respecto al cual hay importantes conclusiones, dijo. En ese sentido, su promotor en el Cabildo capitalino el regidor Romo Reynoso, recordaría que se presentó ya una iniciativa elaborada por ese consejo de expertos participantes del citado foro. Hay, dijo el regidor, “puntos muy relevantes que hay que asumir con responsabilidad”. Y sugirió dejar que esa comisión de especialistas, ciudadanos apartidistas, haga un trabajo profesional. En esos momentos, los últimos de la sesión de ayer del Cabildo capitalino, no se hallaba presente el regidor Oscar Estrada Escobedo, quien coordina también otra comisión para analizar el tema del agua, pero que no ha emitido ningún dictamen todavía… El único reportero que siguiera la larga ruta de aquel encuentro de expertos en el CIDE, fue quien esto escribe. Algunos de los escenarios más sobresalientes de aquel foro fueron los siguientes: Uno de los presuntos “planes B”, promovidos para otra reprivatización señalaba como candidato al Sistema de Aguas de Saltillo, que no prosperó; los de la Ciudad de León y de la Sultana del Norte, lideraron las notas más sobresalientes. Es decir, cualquier de los dos sería el ideal para el Aguascalientes de finales de 2023. Y quizá el escenario más importante de todos sería planteado por el especialista Emiliano Rodríguez Briseño, quien con Gerardo Garza González, de Monterrey, se distinguirían por sus brillantes exposiciones. Rodríguez sentenciaría: “Sin acuerdo entre el Gobierno del Estado y el Municipio de la Ciudad de Aguascalientes perderíamos el tiempo” .

LA COSA ES QUE…

Fuimos el único medio de comunicación presente, cuando al terminar el evento, alguien preguntaría si se encontraba presente el alcalde que promoviera la privatización en 1993, Fernando Gómez Esparza, y de pronto alguien se pondría de pie y diría: “Sí, aquí estoy”. Se le solicitaría una opinión y esto fue lo que diría: “No me arrepiento de haber promovido la concesión del servicio del agua”. Mañana le platicamos por qué no se arrepentía; qué tal.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *