COSA DE PRENSA

COSA DE PRENSA

 

 

  • Oportunidades para ayudar

  • Farmacias sin medicamentos

  • Para luchar contra el cáncer

 

Javier Rodríguez Lozano

 

AGUASCALIENTES, Ags., martes 28 de Agosto de 2018.- “Las grandes oportundidades para ayudar a los demás rara vez vienen, pero las pequeñas nos rodean todos los días”: Sally Koch. María del Carmen, una joven madre de familia, mira angustiada esa leyenda escrita en un muro del Centro de Atención Ciudadana, del Palacio Municipal, donde las camisas blancas con bordados multicolores de los empleados, como Miguel Venegas, que la atiende, hablan de una administración municipal alegre, entusiasta, dinámica, muy lejos de las imágenes acartonadas que de la burocracia han quedado grabadas en el imaginario popular, respecto de gobiernos anteriores, desde el de Martín Orozco Sandoval y Gabriel Arellano Espinosa, hasta los de Lorena Martínez Rodríguez y Antonio Martín del Campo, opacos y grises, en materia de atención a la gente; es como si el Miércoles Ciudadano se hubiese prolongado y convertido en Semana Ciudadana… Hacemos aquí un paréntesis para comentar que este año termina la campaña para conmemorar el Día Mundial Contra el Cáncer, iniciativa de la Union for International Cancer Control (UICC) 2016-2018, promovido para concientizar sobre esa enfermedad que tiene un centenar de formas de manifestase. Esa campaña se llama “Nosotros podemos, yo puedo”. La idea es impactor, dice el Instituto Nacional de Geografía e Informática, el Inegi, en la reducción de la carga mundial de esta enfermedad, “en el entendido de que de una forma u otra, todas las personas pueden hacer algo frente a ella, desde llevar a cabo medidas preventivas, hasta buscar que sus gobiernos la atiendan de forma prioritaria”. Aquí es donde, en el caso de Aguascalientes, “la marrana tuerce el rabo”, porque los gobiernos federal y estatal están muy lejos de garantizarle dignidad a esta padecimiento, con un abastecimiento de medicamentos oportuno y suficiente, que permita a las familias attender a sus pacientes con más dignidad, y no en las condiciones de pordioseros en que las ponen al decirles, como en el IMSS: “No temenos el medicamente que su enfermo necesita”… La pobreza no es una verguenza para quienes la sufren, sin para los gobiernos que se hacen indiferentes frente ella. Dignidad y más dignidad, es lo único que la gente necesita para entender su lugar en una comunidad, por pequeña que sea… Hasta ahora, la de Teresa Jiménez Esquivel parece ser la única gestion de gobierno municipal que entiende que la major manera de hacer política y gobernabiliad, o lo que es lo mismo, bien común y justicia social juntos, es precisamente esucuchando y ayudando a la gente, tarea que a su competencia gubernamental en esos mismos campos les va a costar mucho trabajo superar y lo más problable es que acabe siendo insuperable… Regresamos al Centro de Atención Ciudadana del Municipio, donde Miguel Vengas va de un lugar a otro, con papeles en la mano y en ocasiones, el cellular al oído, para consultar o checar tal cual dato producto de lo mismo: la atención a los demás… Carmen, la joven mujer solicita apoyo para comprar unos medicamentos que se incorporan a la quimioterapia (Ciclofosfamida 500) que no es muy cara pero que, sin embargo, el Seguro Social no tiene y tampoco las farmacias aguascalentenses. Y la hija de esa señora, un jovencita de 18 años edad, se halla en casa retorciéndose de los dolores que le provoca el cáncer en su tierno cuerpo. “Si no nos trae el medicamento hoy tendremos que reprogramar la quimoterapia hasta dentro de una semana”, le dijeron a la madre de la paciente. Y fue ahí donde el jefe de la Oficina Multitrámites, también del Municipio, Francisco “Chino” Sánchez, ofreció su apoyo a la mujer y solicitó se agilizara el trámite del apoyo que solicitaba. Pasado algún rato y elaborado el estudio sicioeconómico previo, se autorizó el apoyo y será este martes cuando lo recoja, pero se encontará la mujer con que aún no llega ese medicamento a las farmias, acaso llegaría el miércoles. Mientras tanto la paciente continua su lucha contra los dolores, que a todos nos debe de preocupar porque, por ejemplo, ¿cuántas quimioterapias se dajaron de practicar este lunes en Aguascalientes, tan solo porque no hay disponible Ciclofosfamida 500? ¿Cuántos decesos por cáncer ocurrieron ayer aquí, en esta entidad, porque quién sabe cuántos días llevaban los pacientes esperando ese medicamento?

LA COSA ES QUE…

No se vale. No se vale que la ciudadanía sea tan escéptica al dolor humano y no reclame a sus autoridades federales y estatales el cumplimiento de sus responsabilidades públicas contraídas al aceptar los cargos pagados con nuestros impuestos; qué tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *