Andrés Manuel López Obrador

 

A PESAR DE LA PANDEMIA MÉXICO CRECIÓ 8.5%; GERNABILIDAD, SE MANTUVO LA PAZ SOCIAL

 

 

  • Presentará hoy su 3er Informe de Gobierno
  • Cayó a 25 pero se evitó devaluación del peso
  • No se había visto esto en los últimos 30 años
  • Tampoco se detuvo el combe a la corrupción
  • 200 mmdp impuestos condonados en 12 años

 

 

COSA DE PRENSA

 

 

CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 1 septiembre 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador rendirá hoy su Tercer Informe de Gobierno, en el que destacará el crecimiento económico de México en 8.5%, a pesar de la pandemia.

 

En un adelanto surgido en su mañanera de ayer, el Mandatario destacó que se evitó la devaluación del peso luego que cayera hasta 25 por dólar; dijo que la pandemia tampoco detuvo el combate a la corrupción, como desaparecer la condonación de impuestos que en los últimos 12 años registraron los 200 mil millones de pesos.

 

La versión:

 

A la pregunta de los reporteros sobre su Informe, el jefe del Ejecutivo federal dijo:

 

Bueno, yo creo que hemos avanzado, mañana voy a informar.

 

Aprovecho para comentar que no vamos a tener conferencia mañana porque se va a rendir el informe a las 10:00 de la mañana, va a ser en el recinto Juárez de este palacio. Va a estar limitado a los miembros del gabinete porque no se puede hacer todavía ninguna concentración.

 

Entonces, mañana vamos a informar al pueblo de México. Invito a todos para que escuchen, para que puedan ver este informe.

 

Estoy satisfecho con lo que hemos logrado porque, aún con la pandemia, que ha causado mucho dolor, mucha tristeza, que fue muy impactante porque se cayó la economía del país, el crecimiento económico en 8.5 por ciento, aún con esta situación muy difícil de remontar, no sólo estamos saliendo adelante; pronto, ya todos los indicadores económicos expresan de que estamos en franca recuperación de la economía.

 

Se nos devaluó el peso, en esos momentos llegó a estar a 25 pesos por dólar y se controló, y ya puedo decir que no hay devaluación, lo voy a comentar mañana.

 

No se había visto una situación así desde hace más de 30 años, no ha habido devaluación en dos años nueve meses.

 

Y ya estamos recuperando los empleos y ya los pronósticos de crecimiento para este año están en alrededor del seis por ciento, crecieron las reservas del Banco de México en 20 mil millones de dólares en el tiempo que llevamos, en fin, hay recuperación económica.

 

No hubo ingobernabilidad, se mantuvo la paz social, no tuvimos una crisis de consumo, vamos saliendo de la crisis que propició la pandemia, pero lo que considero más valioso es que, aun con la crisis sanitaria y con la crisis económica, no dejamos de llevar a cabo el proceso de transformación de la vida pública del país, que es lo más importante.

 

El combatir la pandemia de las pandemias, la peste de la corrupción, en eso no nos detuvimos.

 

Y gracias a eso, a que se avanzó en el proceso de transformación y se sentaron las bases para inaugurar una etapa nueva en la vida pública del país, es que tenemos futuro, tenemos porvenir; gracias a eso estoy optimista.

 

Y le digo a la gente que vamos bien, que vamos a lograr el propósito de vivir en una sociedad mejor, más justa, más libre, más igualitaria y que México está siendo ejemplo a nivel mundial.

 

Entonces, eso es lo que voy a expresar mañana en una síntesis.

 

¿Cómo veo el tramo que falta?

 

Bueno, primero, también lo comento mañana, se los adelanto, hay que ver qué dice la gente, porque a finales de marzo me voy a someter a la revocación del mandato y todos los mexicanos van a poder participar en una consulta donde se les va a preguntar si quieren que yo continúe o que yo renuncie.

 

Esto es importante.

 

Quiero decir que estoy satisfecho con lo que hemos logrado, me podría ir tranquilo con mi conciencia porque ya hay cosas que son irreversibles o, para no ser tan tajantes, casi irreversibles.

 

¿Cómo le darían marcha atrás a la entrega de la pensión a los adultos mayores -aunque los conservadores no quieran, no les guste- si ya se elevó a rango constitucional, si ya es un derecho?

 

¿Cómo van a darle marcha atrás a la pensión a las niñas, a los niños con discapacidad?

 

¿Cómo le dan marcha atrás a la entrega de las becas, a estudiantes de familias pobres?

 

¿Cómo le dan marcha atrás a la atención médica, a los medicamentos gratuitos, si está en la Constitución, incluso hay en la Constitución un transitorio para que nunca falten los recursos, el presupuesto para garantizar estos derechos?

 

¿Cómo le darían marcha atrás a la cancelación o a la prohibición de las condonaciones de impuestos a las grandes corporaciones, que no pagaban, que había una gran fuga?

 

Sólo en dos sexenios, un poco más de 50 corporaciones, de grandes empresas, dejaron de pagar alrededor de 200 mil millones de pesos, porque les condonaban los impuestos; entonces, ya en el artículo 28 de la Constitución quedó establecido que se prohíbe la condonación de impuestos.

 

Ya también en la Constitución quedó establecida la revocación del mandato, que no sólo va a aplicar ahora, va a aplicar para el futuro, por eso hubo ciertos jaloneos.

 

También ya se reformó la Constitución y el presidente puede ser juzgado por cualquier delito como cualquier otro ciudadano, ya no sólo por traición a la patria.

Ya en la Constitución se estableció que la corrupción es delito grave y que no se tiene derecho a fianza. Y así muchas otras cosas.

 

Como comprenderán, ya me podría yo ir tranquilo, pero vamos a continuar, si así lo decide el pueblo.

 

También, no sólo es la voluntad del pueblo, es la naturaleza, es la ciencia, es el Creador; no sé qué me depare el destino, pero, si tengo suerte y llego a septiembre del 24, que voy a entregar la banda presidencial, pues yo creo que vamos a dejar bien consolidado el proceso de transformación, la Cuarta Transformación de la vida pública del país.

 

Y como estamos en esta nueva etapa, mi libro se llama A la mitad del camino, nos falta la otra mitad, la otra etapa.

 

Por eso le pedí a Adán Augusto López Hernández que nos ayudara y que se hiciera cargo de la Secretaría de Gobernación, porque regresó al Senado la licenciada Olga Sánchez Cordero, que también fue electa presidenta del Senado, que nos ayudó mucho, que es una mujer responsable, sensible, honesta, que le agradezco mucho por su apoyo, por su contribución.

 

Y ahora entra Adán Augusto al relevo porque necesitamos continuar con el proceso de transformación, y Adán me va a ayudar para hacerse cargo de todos los asuntos públicos políticos: la relación con gobernadores, la relación respetuosa con la Fiscalía General de la República, la relación -también respetuosa- con el Poder Judicial, en especial con la Suprema Corte de Justicia, y lo que se tiene que atender en el Poder Legislativo.

Las nuevas iniciativas de reforma que vamos a enviar, son tres que nos hacen falta:

 

Una es para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, que quedó como Pemex, muy debilitada como empresa pública porque, en el afán privatizador, querían desaparecer a Pemex y desaparecer a la Comisión Federal de Electricidad para entregar al mercado de los energéticos a particulares, sobre todo a extranjeros, y estamos ahora, por el contrario, fortaleciendo a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad.

 

Entonces, esa es una reforma para que podamos garantizar que no aumente el precio de la luz, que podamos seguir manteniendo precios justos en gasolinas, en diésel, el gas.

 

Esto es algo importante, porque se tomó esta decisión del Gas Bienestar porque tenemos estabilidad, control en el precio de las gasolinas, del diésel, pero el gas se fue hacia arriba y por eso tomamos esta decisión.

 

Y el caso de la luz se conserva el precio, no hay aumentos por encima de la inflación.

 

Sin embargo, requerimos apoyar a la Comisión Federal de Electricidad porque hay una competencia desleal, les dieron todo el apoyo a las empresas particulares que producen energía eléctrica, sobre todo a las extranjeras, y la Comisión Federal de Electricidad se quedó sin apoyos, porque el propósito era que desapareciera y que todo el mercado se le quedara a las particulares; en especial, a las empresas españolas, Iberdrola en particular, que tenían mucha influencia.

 

Y tenían que pagar más todavía porque -estamos por corregir eso, y ese es el motivo de esta nueva iniciativa- que hay que pagar más, un consumidor doméstico, una gente de clase popular, de clase media, que lo que pagan las grandes empresas de tarifa por la luz, por la llamada reforma energética, que les dio subsidios y apoyos a las grandes empresas y a costa de gravar más, de afectar la economía popular.

 

Entonces, eso lo vamos a corregir.

 

La segunda iniciativa de reforma que voy a enviar es la que tiene que ver con el fortalecimiento de la democracia, ya para dejar establecida como forma de vida, como forma de gobierno la democracia, que se acaben los fraudes electorales y que sean confiables las autoridades electorales, que no estén a favor de grupos de intereses creados y que no estén bajo el dominio de la partidocracia como sucede hasta nuestros días.

 

Entonces esa es otra reforma, concluyó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.