SENADO

 

  • Necesario, reconocer derecho a un trato digno a las familias que sufrieron el fallecimiento de su bebé: senadora Gabriela López 

 

CIUDAD DE MÈXICO , jueves  30 junio 2022.- Con el fin de visibilizar el dolor que atraviesan las madres y padres, por el fallecimiento de sus hijos e hijas, durante el embarazo, el parto o el puerperio, senadores, funcionarios y representantes de diversas fundaciones participaron en el conversatorio “El duelo silencioso: derechos por muerte fetal y perinatal”, organizado por la senadora Gabriela López Gómez.

 

Ahí, la legisladora de Morena destacó que, con el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, impulsa una iniciativa conocida como “Ley Cunas Vacías mx”, para que se garantice la atención integral y multidisciplinaria, por la muerte fetal y perinatal.

 

Este conversatorio, dijo, surge de la necesidad de visibilizar no sólo la complejidad de atravesar por el fallecimiento de una hija o hijo, sino también la deuda que existe en México respecto del reconocimiento a una serie de derechos que garanticen un trato digno, empático y humanizado hacia las familias que han experimentado esta experiencia.

 

Por ello, expresó que es tiempo de que la Ley garantice que el trato digno y humano no sea más un asunto de suerte, sino un derecho pleno.

 

López Gómez aseveró que “la Ley Cunas Vacías mx”, plantea modificar la Ley General de Salud; las leyes federales del Trabajo, y la de los Trabajadores al Servicio del Estado, a fin de garantizar la atención integral y multidisciplinaria de las mujeres, tras experimentar la pérdida de sus hijas o hijos durante el embarazo, el parto o el puerperio.

 

Para lo cual, abundó, se establece la obligación de las autoridades sanitarias de garantizar el trato digno, el bienestar físico, psíquico y emocional de los derechos humanos de las mujeres, además plantea dar capacitación permanente y profesional en esta materia al personal técnico y auxiliar de la salud.

 

Así como el derecho al acompañamiento para establecer que, en casos de fallecimiento fetal o perinatal, las madres tengan el derecho a estar acompañadas en todo momento, por personas de su confianza y elección.

 

Además, plantea que se puedan otorgar los permisos de duelo a madres y padres trabajadores por la muerte de sus hijas o hijos, que correspondan a, por lo menos, cinco días laborales con goce de sueldo.

 

“Por supuesto que esta iniciativa no alcanza para vencer a la muerte, ni para aliviar el dolor y para traer de vuelta a los bebés, ni para reconstruir las vidas que imaginamos a su lado”, aseveró.

 

Al contar su testimonio, Brenda Zepeda Mondragón dijo que el fallecimiento de su bebé le ha afectado mucho a ella y a su esposo, “es un tiempo de dolor y tristeza”, además de que es lamentable que algunos hospitales no te atiendan y sólo te digan “aquí no la podemos recibir, vaya a otro nosocomio”.

 

Con lo cual, el tiempo que pasa es valioso ya que es un proceso de vida y muerte, porque pienso que, si a mi hijo le hubieran dado la atención adecuada, la historia hubiera cambiado mucho, reiteró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.