PARA ALCANZAR LA JUSTICIA ABIERTA DEBE HABER CORRESPONSABILIDAD DE QUIENES RECIBEN Y PROCESAN LA INFORMACIÓN: OTÁLORA MALASSIS

PARA ALCANZAR LA JUSTICIA ABIERTA DEBE HABER CORRESPONSABILIDAD DE QUIENES RECIBEN Y PROCESAN LA INFORMACIÓN: OTÁLORA MALASSIS

·         La Magistrada Presidenta del TEPJF dijo que modificar el esquema y el lenguaje en las sentencias es la primera condición para poder entablar un diálogo con la ciudadanía

·         La Justicia Abierta no es un lujo, sino la única forma que tienen los organismos jurisdiccionales para explicar lo que hacen y para darle legitimidad al organismo en sus actuaciones: ministro Cossío Díaz

·         Las presidentas y los presidentes de las Salas Regionales manifestaron la importancia de la Justicia Abierta y la forma en cómo deben fortalecer sus estrategias para reforzarla en su trabajo diario

 CIUDAD DE MÉXICO, lunes 8 de mayo de 2017.- La magistrada presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine M. Otálora Malassis, aseguró que para lograr la Justicia Abierta debe considerarse un mecanismo de corresponsabilidad en el que intervienen las partes que reciben y procesan la información que generan los organismos jurisdiccionales, que además deben coadyuvar para que llegue a la ciudadanía.

“Finalmente, podemos hablar y podemos aspirar a una Justicia Abierta, pero para lograrla hay un mecanismo de corresponsabilidad que no podemos dejar a un lado. Nosotros, los que estamos de este lado de la barrera de la justicia, podemos producir información, podemos llevar a cabo una serie de acciones que tiendan a hacer de este Tribunal abierto, pero la corresponsabilidad es qué se hace con las otras partes que reciben toda esta información”, señaló.

Al clausurar los trabajos del seminario Diálogos para la Justicia Abierta, Otálora Malassis subrayó que un eje transversal para lograr este concepto de justicia se basa en la necesidad de simplificar la comunicación hacia la ciudadanía, “esto nos lleva a modificar el esquema y el lenguaje en las sentencias que es la primera condición para poder entablar un diálogo con la ciudadanía y con los medios de comunicación también”.

Ante el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Ramón Cossío Díaz, y el magistrado de la Sala Superior, José Luis Vargas Valdez, la magistrada Otálora Malassis recordó que dictar una sentencia no es un acto académico, sino un acto de “decir el derecho, de decirle a los ciudadanos quién tiene derecho, quién no lo tiene y los por qué”, y reiteró el compromiso del Tribunal Electoral, “como una estrategia institucional, a construir un verdadero Tribunal Abierto, más allá de diálogos y de discursos”.

 “La fortaleza del evento fue ayudarnos a construir y consolidar la Justicia Abierta partiendo de cómo la definimos y cuáles son los tres ejes en los que se basa, que son la transparencia, la colaboración y la participación ciudadana”, aseveró la magistrada presidenta del TEPJF durante el acto realizado en el Auditorio José Luis de la Peza del edificio sede.

Al impartir la conferencia magistral de clausura, el ministro Cossío Díaz, aseguró que la Justicia Abierta no es un lujo, sino que es la única forma que tienen los organismos jurisdiccionales para explicar lo que están haciendo, las razones por las que lo hacen y para tratar de darle legitimidad al órgano en sus actuaciones.

Subrayó que la SCJN tiene muchas cosas qué hacer en torno a la Justicia Abierta, con respecto al resto de los tribunales, por ser el máximo intérprete de la Constitución. Indicó que también es necesario determinar lo que el TEPJF puede plantear con las Salas Regionales y otros órganos en materia de Justicia Abierta.

Las buenas prácticas de los jueces acercan la justicia a la sociedad: Infante Gonzales

El magistrado de la Sala Superior del TEPJF, Indalfer Infante Gonzales, aseguró que las buenas prácticas que llevan a cabo los juzgadores son las que acercan la justicia a la sociedad y permiten entender la labor que realizan.

Al participar como facilitador de la Mesa 4. Conversatorio: “Experiencias de Justicia Abierta: ¿qué buenas prácticas se han implementado en las salas del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación?”, del Seminario Diálogos para la Justicia Abierta, afirmó que la comunicación es una herramienta fundamental para que los jueces se legitimen ante la sociedad, sobre todo porque forman parte de un Poder Judicial que es muy conservador y formalista, por lo que a algunos de los juzgadores les cuesta trabajo salirse de esas reglas.

“Las buenas prácticas que llevan a cabo los juzgadores son las que verdaderamente acercan a la sociedad a la justicia, hacen que entiendan nuestra labor y por ello es importante que los jueces los involucremos. Es una labor nuestra; no es una labor de la sociedad entender o tratar de entender lo que nosotros hacemos, es una obligación del Poder Judicial hacer que se transmita hacia la sociedad lo que hacemos”, sostuvo.

 El magistrado de la Sala Superior destacó que una buena práctica que permitiría el fortalecimiento de la Justicia Abierta sería que, para el análisis de los asuntos, los juzgadores recibieran a las partes en conflicto a fin de conocer sus alegatos y no sólo quedarse con los argumentos que presentaron a través de sus escritos.

En su oportunidad, la magistrada presidenta de la Sala Regional Guadalajara,Gabriela Eugenia del Valle Pérez, dijo que los tribunales tienen la responsabilidad de crear puentes a la ciudadanía y así responder a sus exigencias, escuchar sus necesidades y tomar en cuenta sus ideas y conocimientos para poder brindar una justicia con la calidad que demanda.

“Todas estas acciones tienen como finalidad afianzar la confianza de la ciudadanía con el sistema de justicia; abrir los tribunales significa dar la llave a la ciudadanía para que se adentre en la labor judicial y conozca su funcionamiento. Los órganos de justicia somos, al igual que el resto de los organismos públicos, constructores de ciudadanía, misma que deberá cimentarse en los pilares que nos muestran los gobiernos abiertos, transparencia, participación y colaboración ciudadana”, afirmó Del Valle Pérez.

 En su turno, la magistrada presidenta de la Sala Regional Monterrey, Claudia Valle Aguilasocho, aseveró que la transparencia, la participación y la colaboración son los principales factores que están trasformando la relación que existe entre el Estado y la ciudadanía, y han permitido un mayor participación de la sociedad en las tareas gubernamentales.

Valle Aguilasocho destacó la contribución de la Sala Monterrey en el marco de Justicia Abierta para implantar el modelo de sentencias ciudadanas a fin de que cualquier persona pueda entender sus sentencias y con el que buscan alejarse de los tecnicismos; evitar cualquier repetición o reiteración; que las jurisprudencias que citen, mencionen el rubro y dónde puede ser ubicadas, que los párrafos no sean mayores de ocho o diez líneas y que sea una idea por párrafo la que trasmitan.

 Al participar en el conversatorio, el magistrado presidente de la Sala Regional Xalapa, Adín Antonio de León Gálvez, indicó que quienes integran los tribunales electorales son jueces de la política y por ello deben estar atentos a las necesidades informativas de la sociedad. “Por ello a través de las tecnologías y de las redes sociales esta Sala contribuye a la idea de Tribunal abierto, dando a conocer su trabajo y elaborando sentencias claras, eliminando el uso de latinismos y si se utilizan, explicarlos”.

 “Estamos conscientes de que es fundamental, y más en las condiciones de una región de una característica contenciosa, de alta litigiosidad, tener un Tribunal abierto. No puede la Sala manejarse de una manera oscura, opaca, por el contrario, buscamos que todas nuestras actividades siempre se encuentren al alcance de todos nuestros justiciables. Somos, insisto, jueces de la política”, señaló De León Gálvez.

 El magistrado presidente de la Sala Regional Ciudad de México, Armando I. Maitret Hernández, hizo un llamado para que de manera integral el TEPJF, esto es, las salas Superior y Regionales, trabajen conjuntamente para generar un gran proyecto de Justicia Abierta, ya que no se puede tener la confianza de la ciudadanía si no conocen y no entienden lo que hace el Tribunal.

 “Imagínense si estas prácticas son buenas, qué podríamos hacer si esto se instituye como una política de todo el TEPJF, y lo digo porque ciertamente cada Sala ha hecho su esfuerzo y su ejercicio en aras de abrirse hacia la ciudadanía. Pero estoy convencido de que somos una sola institución y que la confianza ciudadana la tenemos que incrementar toda la institución, porque es difícil que a nuestro Tribunal lo mida la sociedad entorno a una u otra Sala, se mide entorno a toda la institución y la fortaleza de las decisiones que se toman”, sostuvo Maitret Hernández.

Por su parte, la magistrada presidenta de la Sala Regional Toluca, Martha C. Martínez Guarneros, consideró como un gran compromiso que en cada circunscripción se lleven a cabo las mejores acciones para fortalecer la democracia, porque todo impacta, tanto en la circunscripción como en el país, ya que el trabajo que realizan como juzgadores no es menor, ni irrelevante, sino verdaderamente trascendente porque genera paz social, tranquilidad y certeza.

 “Al trasparentar qué, cómo y por qué lo hacemos, fortalecemos la credibilidad de la sociedad hacia el TEPJF. Es un privilegio que nuestro sensor sea la sociedad, que no quede al arbitrio personal, discrecional de autoelogio, de decir qué bien hago las cosas. No. El sensor es el usuario de los servicios que brindamos en el Tribunal, porque si no caeríamos en la opacidad definitivamente y lo que menos se quiere son instituciones opacas, en las que se determinen cuestiones en el espacio de la secrecía cuando realmente tiene que ser público”, puntualizó Martínez Guarneros.

En su intervención, el magistrado presidente de la Sala Regional Especializada, Clicerio Coello Garcés, aseveró quelos tribunales no deben estar ausentes de la dinámica que está presente en los estados democráticos; que es trasparentar las decisiones, la justificación de las decisiones de la cosa pública y la difusión de la actividad jurisdiccional, particularmente las decisiones judiciales, ponerlas al escrutinio de lo público, porque ello contribuye a construir la confianza ciudadana”.

“Como pueden observar, la Justicia Abierta puede analizarse desde la perspectiva de la transparencia y la rendición de cuentas o de la ética judicial, pero también se puede analizar desde la perspectiva de la certeza jurídica, es decir, qué estamos haciendo los tribunales para generar certidumbre a los justiciables, cómo estamos generando acción comunicativa para difundir nuestros criterios interpretativos, cómo generamos certeza en las reglas del juego”, afirmó Coello Garcés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *