Magistrado Juan Manuel Ponce Sánchez: MÁS FÁCIL DISOLVER DIVORCIO QUE LOS ARRENDAMIENTOS

AGUASCALIENTES, Ags., viernes 7 de agosto de 2015.- El presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Juan Manuel Ponce Sánchez, dijo que con la nueva ley ahora será más fácil disolver un matrimonio que un contrato de arrendamiento.

Ante la reforma legislativa que establece en la entidad el  divorcio sin expresión de causa, el Supremo Tribunal de Justicia lleva  a cabo un taller a fin de analizar con jueces y funcionarios judiciales, la manera de instrumentarla en los juzgados, reconociendo en la misma, vacios e imprecisiones  que deberán solventarse sobre la marcha en los tribunales.

Ponce Sánchez afirmó  que  conforme a  la nueva ley, “que por cierto ya tuvo su  primer reforma aún antes de entrar en vigor, ahora será más fácil disolver un matrimonio, que un contrato de arrendamiento”.

Acotó de inmediato que al juzgador solo le corresponde decir el derecho, advirtiendo que  la tendencia global es facilitar la disolución del vínculo matrimonial, soportado en los derechos humanos.

Ante jueces de lo familiar, mixtos, y funcionarios de los propios juzgados que colmaron el auditorio del Centro de Mediación, el titular del Poder judicial afirmó que estamos ante un parteaguas:

“Son tiempos nuevos los que ahora tutelan los derechos individuales sobre los sociales y colectivos; esto es parte de un devenir histórico cíclico. En algún tiempo privó un individualismo que luego derivó en colectivismo social, y nuevamente estamos pasando al individualismo, soportado en los derechos humanos”.

El magistrado Ponce Sánchez hizo un análisis de la nueva modalidad legislativa y dijo que la reforma del divorcio incausado, o sin expresión de causa, radica sobre seis  conceptos:

 

– 1) Es un derecho humano fundamental el libre desarrollo de la personalidad, “Autonomía de la persona”; 2) libertad de contraer matrimonio  o no, 3) derecho a proyectar y concretar su plan de vida, 4) libertad de opción en el estado civil, entre soltero y casado, al grado de no poder imponerse un determinado estado civil, 5) Ha variado el concepto de familia, la cual se percibe, ya no girará en torno al matrimonio, sino que se constituirá sobre otras formas, y 6) el régimen de disolución del matrimonio apenas modificado, restringía la libertad del matrimoniado y con ello sus derechos humanos.

 

La modificación legislativa que establece el divorcio sin expresión de causa fue publicada el 22 de junio, señalando un plazo para su entrada en vigor, el martes de esta semana.

 

El lunes 3 de agosto se publicó una reforma que incluye la mediación, como medio para llegar al convenio entre las partes, así como el tratamiento que se le dará a los divorcios que ya se encuentran en trámite actualmente.

 

Ello también será tema de este taller, planeado para dos días, en el que intervendrá el magistrado Juan Rojas García presidente de la Sala Civil del Supremo Tribunal de Justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *