LOS JUECES ELECTORALES TIENEN COMO MISIÓN FUNDAMENTAL SALVAGUARDAR LOS DERECHOS Y LAS LIBERTADES DE LA CIUDADANÍA

 

 

  • La magistrada presidenta de la Sala Superior del TEPJF dijo que la tecnología y los contextos económicos, sociales y culturales cambian, pero no así los principios y valores del ser humano
  • El objetivo de la Red Mundial de Justicia Electoral es lograr un mundo más justo conforme a los objetivos de desarrollo sustentable de las Naciones Unidas, cumpliendo los estándares internacionales y buenas prácticas en la materia, indicó el magistrado Vargas Valdez
  • Representantes de 28 países y 16 organizaciones de los cinco continentes participan en los trabajos de la Primera Sesión Plenaria de la Red Mundial de Justicia Electoral

CIUDAD DE MÉXICO, sábado 11 de noviembre de 2017.- La magistrada presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine M. Otálora Malassis, aseguró que en medio de los cambios vertiginosos que presenta la actualidad, los jueces electorales de los Estados tienen como misión fundamental salvaguardar los derechos y las libertades de las y los ciudadanos.

“La tecnología y los contextos económicos, sociales y culturales están cambiando, pero lo que no puede cambiar son los principios y valores esenciales del ser humano, que tardaron siglos en afianzarse y que hoy garantizan nuestras distintas constituciones, sin los cuales no es factible el desarrollo estable de la vida en una sociedad armónica”, sostuvo la magistrada presidenta del TEPJF al inaugurar los trabajos de la Primera Sesión Plenaria de la Red Mundial de Justicia Electoral.

Durante el acto inaugural realizado en San Miguel de Allende, Guanajuato, Otálora Malassis afirmó que la introducción de los sistemas democráticos ha traído consigo que los Estados contemporáneos converjan en el reconocimiento de la supremacía constitucional y en la adopción de los derechos humanos como fuente de legalidad y legitimidad.

“Es a partir de estas realidades que los jueces resuelven asuntos que antes fueron de la competencia casi exclusiva de otros poderes del Estado. Nuestra labor ahora, como jueces, es ser guardianes de estos principios y valores en beneficio de nuestros ciudadanos; y nuestro deber es adaptarlos a los nuevos contextos y cambios tecnológicos”, recalcó.

En este sentido, la magistrada Otálora Malassis subrayó que ante los desafíos del presente y del futuro, la instauración de la Red Mundial de Justicia Electoral permitirá federar a sus integrantes en sus preocupaciones comunes y coordinar proyectos con una dimensión global, además de que permitirá comprender mejor los nuevos fenómenos sociales y compartir las mejores prácticas jurídicas.

“La Red será la oportunidad de generar conocimientos teóricos y prácticos en torno al desarrollo de nuevas formas y técnicas para resolver jurídicamente las nuevas problemáticas que plantea la modernidad electoral. Con base en una agenda de necesidades comunes, la Red se consolidará mediante el diálogo, análisis y  debate de ideas y propuestas que permitirán avanzar estratégicamente en la formulación de reformas constitucionales y electorales, así como en la evaluación de sus efectos reales”, detalló Otálora Malassis.

El magistrado de la Sala Superior del TEPJF, José Luis Vargas Valdez, señaló que la pluralidad de países e instituciones representadas en esta reunión de la Red Mundial de Justicia Electoral, comparten la aspiración de contar con democracias de alta calidad, que generen mayores oportunidades para todos, por lo que el objetivo que se persigue es lograr un mundo más justo conforme a los objetivos de desarrollo sustentable de las Naciones Unidas y en cumplimiento de los estándares internacionales y buenas prácticas en la materia.

“La pregunta es ¿por qué una Red? En todo el mundo estudios de opinión registran la necesidad de incrementar la confianza ciudadana en la democracia, es lo que hemos llamado la desafección democrática, en sus instituciones y en los gobiernos que de ella emanen. Esta exigencia está presente en democracias nuevas y consolidadas, así como en países que están en vísperas de generar condiciones democráticas para sus ciudadanos”, afirmó el magistrado.

En su intervención, Vargas Valdez aseveró que por ello surge la importancia de reunir a un grupo plural de autoridades jurisdiccionales, de organizaciones internacionales y personas expertas que comparten estos desafíos y el compromiso de intercambiar conocimientos, mejores prácticas y soluciones viables, para enfrentarlos en un solo Foro sobre Justicia Electoral.

En la ceremonia de inauguración estuvieron presentes los magistrados de la Sala Superior del TEPJF, Felipe de la Mata Pizaña y Felipe Alfredo Fuentes Barrera, así como el secretario para el Fortalecimiento de la democracia de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Francisco Aguirre Guerrero; la directora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); y el director para América Latina y el Caribe del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional), Daniel Zovatto, además de representantes de 28 países y 16 organizaciones de los cinco continentes.

El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Alberto Pérez Dayán, señaló que en un entorno antisistémico generalizado que exige más de sus instituciones, la justicia electoral requiere de soluciones modernas y progresistas.

En su intervención, Pérez Dayán agregó que aplicar el derecho a la política “es algo muy complejo”, por lo que se requiere la mayor sensibilidad y conocimiento de las instituciones, por lo que la Red Mundial de Justicia Electoral contribuirá a alcanzar dichas soluciones.

En su oportunidad, el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Roberto Caldas, indicó que los derechos políticos, como derechos humanos, están presentes en las labores de la Corte que preside, por tanto, comparten con los tribunales electorales la incidencia directa en esos temas.

En este sentido, Caldas apuntó que durante este encuentro tendrán la oportunidad de sentar las bases para un acceso adecuado a la justicia electoral y la ampliación de la democracia en un marco de cooperación y diálogo jurisprudencial institucional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *