EL TEPJF LISTO PARA ANULAR LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL SI SE ACREDITA

 

  •  Rechazó el árbitro electoral estar deslegitimado y también se dijo listo para resolver sobre injerencias extranjeras, las fake news y las 50 mil impugnaciones que habrán en este 2018.

Javier Rodríguez Lozano/Cosa de Prensa

 

CIUDAD DE MÉXICO, martes 9 de enero de 2018.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación rechazó estar deslegitimado y sin reglas parejas, y se dijo listo tanto para resolver sobre injerencias extranjeras, de hackers, de las fake news y aun para anular la sucesión presidencial si se acredita, así como resolver las 50 mil impugnaciones que habrá en este 2018.

Acompañada de los magistrados Mónica Aralí Soto Fregoso, Felipe de la Mata Pizaña, Indalfer Infante Gonzáles (sic), Reyes Rodríguez Mondragón y José Luis Vargas Valdez, la magistrada presidenta del TEPJF, Janine Madeline Otálora Malassis, respondió a cinco tandas de preguntas relevantes de los medios de comunicación: El Heraldo, El Universal, Reforma, El Financiero Bloomberg y TV Azteca.

En una conferencia de prensa inédita, que escribió sin proponérselo, la enorme complejidad que tendrán la elección presidencial y los comicios en 30 entidades del país de este año, donde estarán en disputa tres mil 600 cargos de representación popular, el Tribunal Electoral dijo:

“No consideramos que iniciemos el proceso en un contexto de crisis de deslegitimación”, y aseguró estar preparado para enfrentarse y resolver sobre las fake news, para lo cual se preparan convenios posiblemente de “legitimación informativa”.

Por su importancia, transcribimos extractos relevantes de las preguntas de los medios y las respuestas oficiales de esta conferencia de prensa.

¿Le hacen el trabajo sucio al PRI?

El Heraldo.- Quisiera preguntarles ¿qué responden a quienes han asegurado que el Tribunal le hace el trabajo sucio al PRI al emitir resoluciones que lo han favorecido, por ejemplo, en el caso de las tarjetas rosa, en el caso Coahuila, que abarcó representantes de casilla, Facebook y otros gastos?

Janine Madeline Otálora Malassis.- Y hemos, en un momento, pediría que a través del director de Comunicación Social se les entregue la estadística de cómo hemos fallado a favor de los diversos partidos políticos o, en su caso, cuando ha sido en contra, para dejar muy en claro cómo este Tribunal es un Tribunal imparcial que resuelve en base exclusivamente a lo que hay dentro del expediente.

Tribunal Electoral contra Instituto Nacional

El Financiero BloombergCreo que a final de cuentas lo que está en juego es la institucionalidad, tanto del INE como del Tribunal. ¿Va a ser así esta relación en este proceso electoral, que ya de por sí está bastante controvertido desde su inicio?

Es cada autoridad, la administrativa y la jurisdiccional, en sus ámbitos de competencia, recordando, como lo dije, que es el Tribunal Electoral que en última instancia se pronuncia sobre la legalidad y la constitucionalidad de todos los actos del proceso electoral.

Elecciones que crisparán al país entero

Reforma.- ¿Entonces cómo van a garantizar esta certeza de cara a la ciudadanía a lo largo del proceso y si no les preocupa esta deslegitimación que podría tener el Tribunal ante la sociedad, sobre todo en una elección que va a ser polémica y va a crispar al país entero?

Y otra, ¿cómo llega al Tribunal ante un contexto de fake news, de amenazas de hackers e intervenciones de gobiernos extranjeros, porque ya ha habido voces en Estados Unidos que han denunciado esto?

El TEPJF no está deslegitimado

No consideramos que iniciemos el proceso en un contexto de crisis de deslegitimación.

Referentes a este tema de las fake news, tener las capacidades suficientes para poder resolver.

No quiero adelantar, porque no es el lugar ni el momento, pero en su momento, se les invitará a la firma de diversos convenios que estamos llevando a cabo de manera para consolidar nuestra capacitación en estos ámbitos.

La médula del conflicto es el arbitraje

El Universal.- Sin embargo, la médula del conflicto es el arbitraje con los actores políticos. Y es la eterna conflictividad con ellos que se genera por la falta de reglas parejas. Y a eso voy, esa es una postura que me gustaría tener de ustedes.

Lo otro que quisiera pregunta es uno de los puntos que parece que se dejó abierta la puerta o se dejó abierta la puerta, ustedes me dirán en qué podrían clarificarnos ahorita en qué va, el de la propaganda gubernamental.

¿Qué se puede y qué no se puede difundir?

¿Qué se puede y qué no se puede difundir? Esa fue de las sentencias que quizá un poco minimizadas que no se alcanzó a entender el alcance de la revocación de esa norma que emitió el INE.

Yo le diría, el tema de la propaganda gubernamental, en efecto, cuando nosotros resolvimos este asunto dijimos muy claramente que no podía crearse la norma y legislarse por parte de la autoridad administrativa cuando se estaba ante una omisión legislativa que era el caso del artículo 134 constitucional.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió

Y tan es así que posteriormente la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió y confirmó que hay una omisión legislativa, ordenándole al Congreso que emitiera ya a la brevedad la legislación que regula el artículo 134 constitucional.

En ese sentido han sido dos sentencias de cada órgano jurisdiccional que han ido en la misma línea.

Pide al medio ser un poco más explícito

El tema que aborda de la contradicción entre lo que dice una sentencia y lo que decimos en una sesión pública, le pediríamos si puede ser un poco más explícita, citándonos cuáles son esas sentencias y dónde están las contradicciones, a manera de nosotros detectarlas, de ser el caso, y poder a través de Comunicación Social ver en dónde se percibe una contradicción y por qué desde nuestra perspectiva no se percibe la misma.

Más allá de los límites racionales

TV Azteca.- La verdad es que escuchando la proyección que ustedes hacen sobre los asuntos que tendrán que resolver en este año electoral me suena esa cifra de 50 mil impugnaciones o controversias, más allá de los límites racionales.

Insistir sobre, porque algunos se habían cuestionad sobre si ustedes se habrían o no atrevido a anular esa elección.

¿Les temblará la mano para anular una elección?

¿La pregunta es si a ustedes les temblará la mano para anular una elección, del carácter que fuera, en términos generales, para junio próximo?

Han de saber que dentro de muchos de estos asuntos vienen impugnaciones a los cómputos distritales, tanto de las elecciones de integrantes del Congreso, como de Presidente de la República y son parte de la gran cantidad de asuntos que reciben, además son asuntos que se van distribuyendo desde ahora hasta el mes de septiembre, que se califica la elección presidencial, pero dentro de esta proyección están obviamente también los 30 procesos electorales locales que estos se extienden hasta el mes de diciembre del año por las tomas de posesión, tanto de congresos como de presidencias municipales y de gubernaturas.

Sí, el Tribunal está listo para resolver

Lo que queremos dejar muy en claro es que sí, el Tribunal está listo para resolver, sea cual sea la cantidad de asuntos que sean impugnados y no sobre la rodilla, resolverlos con calidad, con profesionalismo y en los plazos establecidos.

En cuanto a los riesgos de una judicialización de los procesos electorales y que sea finalmente los tribunales quienes decidan quién ocupa un cargo de elección popular, me parece que es una visión de alguna manera equívoca, lo único que hacen los tribunales electorales es resolver sobre la realidad de un proceso electoral y, en su caso, sobre los cómputos que dan la victoria en base a números de votos, quien decide es el ciudadano a través de su sufragio y el Tribunal únicamente resuelve las controversias.

La nulidad de una elección debe probarse

La nulidad de elección me parece que no es una cuestión de atreverse o no atreverse a anular una elección, la nulidad de una elección debe probarse, debe de acreditarse de manera fehaciente con pruebas, con motivos, con agravios debidamente formulados, sobre todo cuando se viene impugnando una sentencia de un Tribunal Electoral local, el juicio con el que se impugna esta determinación es un juicio, como lo llamamos, de estricto derecho, es decir, que no se pueden suplir los agravios del actor.

Anular es lo que se prueba y lo que se acredita

Insisto, la nulidad no es una cuestión de valor del juez, es una cuestión de qué hay en el expediente, qué es lo que se prueba y qué es lo que se acredita, concluyó Janine Madeline Otálora Malassis, magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.