COSA DE PRENSA / La Sucesión Presidencial 37

 

 

 

  • El Presidente cuida quemarse con el aborto
  • Pero descuida todo con el voto electrónico
  • Lo pueden aplicar en 2024 y a La Chingada

 

 

 

Javier Rodríguez Lozano

 

Miércoles 8 septiembre 2021.- Con todo respeto, da flojera; mucha flojera, escribir sobre los lugares comunes del fraude electoral con el voto electrónico, que desde 2001 ha hecho trizas las elecciones estadunidenses, y en México, el Sindicato Petrolero se prepara para “elegir” con él al sustituto de Carlos Romero Deschamps.

 

Es un contrasentido y también una dicotomía, o una paradoja, como Usted prefiera, por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, al dejar sueltos los puntos más finos de un proceso electoral que si los sigue descuidando se le pueden indigestar en 2024 y sí, aunque él toque madera y repita que no hay manera de revertir la Cuarta Transformación con el regreso de los gobiernos corruptos, el riesgo es que sí podrían regresar.

 

Por un lado López Obrador se cuida del más pequeño detalle aparentemente amenazante o riesgoso, como el emitir su opinión sobre el aborto, de lo cual ayer en su mañanera se excusó sin manifestarlo, y dijo nada sobre lo que en otros tiempos ha apoyado, como cuando era activista; y aprobado, como en su campaña de 2018 para no pelearse con el fanatismo religioso.

 

Da flojera escribir sobre el lugar común que representa el voto electrónico en Estados Unidos, donde en noviembre de 2020 se despachara con la cuchara grande y le robaran la elección a Donald Trump para adjudicársela al candidato demócrata que nada tenía que hacer contra el huésped de la Casa Blanca y su retorcido colmillo…

 

Veamos, ayer le preguntaron a AMLO sobre el tema laboral y el sindicalismo caciquil que hasta con las uñas se aferra a la poder y ésta fue parte de su respuesta, en la que revela no saber nada del espíritu oscuro que encierra el voto electrónico.

 

Dijo:

 

“En lo particular en el cambio en el sindicato petrolero se va a llevar a cabo una elección, en este caso es para elegir al secretario general, al sustituto de Romero Deschamps. Puede ser una mujer, puede ser un hombre.

 

“Se va a lanzar una convocatoria. Se está hablando con los dirigentes del sindicato para que, de conformidad con los estatutos, se lleve a cabo este proceso, por primera vez de manera electrónica, que cada trabajador petrolero sin presiones de ningún tipo pueda marcar y votar por la persona que considere debe representarlo”.

 

El voto electrónico ahí fue “cantado”, por vez primera en un proceso electoral nacional de la mayor importancia y sin que nadie sospeche que existen softwares capaces de hacer ganar al mejor postor, como hicieran con Joe Biden el año pasado, y también con Hugo Chávez y Nicolás Maduro, ¿por qué no decirlo?

 

Agregó el ingenuo Presidente:

 

“Va a ser por primera vez en mucho tiempo que vamos a llevar a cabo una elección limpia, libre, democrática, para elegir a un dirigente sindical; desde luego, esto por decisión de los trabajadores y también porque están cooperando los dirigentes para que se apliquen los estatutos y se haga de esta manera; porque lo otro siempre implicaba mucha intimidación y fraude, imposiciones, y ahora todos los trabajadores van a saber quiénes son los candidatos, la trayectoria de cada candidato y libremente van a elegir”.

 

Pero eso no es todo, remató el Mandatario:

 

“Eso ya lo estamos preparando, se detuvo por esta situación especial y, repito, le deseamos la recuperación propia al dirigente encargado del sindicato petrolero”.

 

Permítasenos contextualizar con un texto de Ciber Seguridad, un portal español, que abordara en detalle el espinoso tema, el pasado 25 noviembre 2020.

 

Dijo:

 

“Todo el problema se inició en el año 2001, cuando fue aprobada una Ley en el Gobierno de Bush, por un Congreso dominado por los republicanos, la cual once meses después entró en vigor y ‘aceleró en gran medida la completa computarización de las elecciones de Estados Unidos’.

 

“La Ley iba dirigida a que los Estados adoptasen tecnologías del tipo de los sistemas de votación con pantallas táctiles. Conocidas como DREs, que más tarde se sustituyeron por código de barras o BMDs, que ‘carecen completamente de mecanismos de ciberseguridad para proteger el proceso cada vez más oculto que promueven’, según Simon, autor de Code Red, Computerized Election Theft and The New American Century en una entrevista con MintPress.

 

“El sistema electoral estadounidense es muy complejo y más aún al añadir lossistemas electrónicos de votación, lo que facilita hacer trampa.

 

“El problema mayor no estuvo en las ciberamenazas, que los medios de comunicación comentaban antes de los comicios, sino en el grado de acceso que tienen las empresas privadas de las máquinas electrónicas de votación, que controlan el 92% del mercado electoral estadounidense.

 

“Estas empresas privadas con siete. Dominion, ES&S, Tenex, SGOmartmatic, Hart CenterCivi, Demtech y Premier (antes Diebold). A caso todas se les ha acusado de manipular los recuentos y otras irregularidades en sus sistemas”.

 

https://www.iniseg.es/blog/ciberseguridad/fraude-electoral-en-ee-uu-por-medio-del-voto-electronico/

 

Y ya no hablamos del fraude con el voto electrónico, principalmente operado por Dominion, que “contara” los votos estadunidenses hasta en Barcelona y Frankfurt, documentado en 2020-2021 por Rudy Giuliani y su aparatoso ejército de abogados, que demostraron a la Corte -infinitamente más corrupta que la mexicana- cómo le robaron la elección a Trump, y no pasó nada.

 

Ayer el Presidente López Obrador en su mañanera, esquivó con habilidad el tema del aborto, preguntado por el reportero de Ovaciones Urbano Barrera:

 

“¿Cuál es su opinión acerca del debate que se está llevando en estos momentos en la Suprema Corte respecto a las acciones de inconstitucionalidad que, de aprobarse, declararían inconstitucional la protección al derecho a la vida, el tema concreto de Sinaloa y de Coahuila en cuanto a lo del aborto?, ¿cuál es su opinión?

 

Y el Mandatario respondió:

 

Pues que lo tienen que resolver las mujeres, lo tiene que resolver el pueblo y en este caso, si lo está atendiendo el Poder Judicial, la Suprema Corte, de esperar la resolución de la Corte, porque es el poder que tiene la facultad para decidir sobre estos asuntos.

 

“Nosotros hemos actuado, en mi caso como presidente, con prudencia, de manera respetuosa, porque son temas muy controvertidos, polémicos y no queremos nosotros alentar ninguna confrontación.

 

“Lo mejor en este caso es que, si ya está en la Suprema Corte de Justicia, pues que ahí se resuelva, si ya lo están tratando, pero no tomar partido, en mi caso, no creo que sea lo más prudente”.

 

Insistió el reportero: ¿Permitiría, desde su opinión, que se alentara ese activismo judicial?

 

Insistió el Presidente:

 

“Vamos a esperar a ver qué decide la Corte.

 

“Y deben de entenderse las cosas. Yo no puedo, por la investidura presidencial, exponerme a un desgaste, entonces tengo que cuidarme y este asunto es bastante polémico”.

 

LA COSA ES QUE…

 

La paradoja:

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador se cuidó de no quemarse innecesariamente opinando sobre el aborto, pero se descuidó garrafalmente al soslayar la gravedad del voto electrónico, que puede convertirse en esta Sucesión Presidencial 2024 en la tumba de la Cuarta Transformación.

 

Y entonces sí, a La Chingada, en Palenque, Chiapas.

 

Qué tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.