COSA DE PRENSA

COSA DE PRENSA

 

 

  • La fiesta de los ideales

  • Cómo explicar al globo

  • Rosario Ibarra incrédula

 

Javier Rodríguez Lozano

 

AGUASCALIENTES, Ags., martes 24 de julio de 2018.- Es tiempo de hacer memoria, se viene el 50 Aniversario del Movimiento Estudiantil de 1968 y no podemos decir que nos pasó de noche, de ninguna manera; si cambió a México también nos cambió a los mexicanos. En aquella época tener un panfleto comunista en las manos, o leerlo, era un delito. Alguna vez leímos que lo que pasa en un lugar, por distante que sea, impacta también donde nos encontremos. Se cuenta de un experimento científico según el cual, desde un avión se tiró a la playa paquetes de alimentos a una colonia de monos. En otra zona costera, al otro lado del globo, se haría lo mismo. Ambos grupos fueron monitoreados hasta que un mono en uno de ellos, se le ocurrió agarrar un paquete y, como pudo, lo desenvolviera, comiéndose lo que había en él. Sus compañeros lo siguieron e hicieron lo mismo. Y lo mismo ocurrió con el segundo grupo de monos al otro lado de la tierra: inmediatamente empezaron a desenvolver los alimentos y a comérselos… Más o menos de esa manera vemos a 1968 cuando la lucha comunista contra “el tirano” (el orden establecido) empezara en el “Mayo Francés”, y culminara casi cuando la revuelta estudiantil de México iniciaba… La Revolución Cubana iniciada el 26 de julio de 1953 y consumada el 1 de enero de 1959, en aquel 26 de julio de 1968 –cuando la riña entre alumnos de la Isaac Ochoterena y la Voca de la Ciudadela- cumplía apenas su noveno aniversario y las imágenes de Ernesto el Che Guevara y Fidel Castro estaban muy frescas en la aún más fresca juventud mexicana. Pero aquella “lucha contra el tirano” no solo se daría en Francia y México, sino que repercutió también en Alemania, Suiza, España, Argentina, Uruguay, Estados Unidos, Checoslovaquia e Italia. Nacía entonces la célebre frase de: “Cuando París Estornuda, toda Europa se resfría”. Aplicada a Vecinos distantes de Alan Riding, “cuando Estados Unidos estornuda, a México le da pulmonía”… Así, después de dos guerras mundiales y Cuba, la izquierda en el mundo vivía su mejor momento… “Yo estaba muy joven, 22 años, nunca me imaginé que fuera a ir a la cárcel. Me daba mucha fuerza el coraje de mi madre, al verme tras las rejas me decía: ‘No te apures, hija; no te vas a quedar aquí toda la vida”, nos platica Ana Ignacia Rodríguez Márquez, “La Nacha”, la más importante de las cuatro mujeres sobrevivientes, integrante del Comité Nacional de Huelga, a su paso por Aguascalientes, en marzo pasado. La Nacha es coordinadora del Comité Nacional de la Conmemoración del Movimiento Estudiantil 1968, que ha recorrido todo el país para organizar los trabajos que se llevarán a cabo en las 32 entidades simultáneamente… Pronto regresará sus pasos para de aquí trasladarse a Zacatecas, donde –en la Universidad Autónoma local- se llevará a cabo el evento de conmemoración el próximo 2 de octubre… Mientras eso ocurre, el 1 de julio de 2018 es la otra cara de aquella moneda del 2 de octubre de 1968: Entonces estaba proscrito el discurso social de la inconformidad, contra la injusticia y la tiranía, y aunque los verdaderos liderazgos nunca se rindieron, casi nadie creía que algún día podrían celebrar como ahora, “la fiesta de los ideales”. Después de 1968 el discurso social continuó hasta 1971, con “El Halconazo” de San Cosme, en la colonia Santa María la Ribera. Poco después, en 1973, a ocho años del ataque de alumnos de escuelas normales rurales al cuartel militar de Madera, Chihuahua, se fundaba la Liga Comunista 23 de Septiembre y lleva su discurso de inconformidad a las armas. Un joven aguascalentense de 23 años de edad, sería jefe de ese aguerrido grupo: Ignacio Salas Obregón.

LA COSA ES QUE…

“No puedo creer que Luis Echeverría haya armado a los grupos guerrilleros y luego, José López Portillo ejecutara a todos sus integrantes”, nos decía nuestra amiga Rosario Ibarra de Piedra, cuando le compartiéramos nuestros hallazgos, en su casa de la colonia Escandón. Llegó el momento de hacer memoria sobre el 68; qué tal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *