COSA DE PRENSA

   COSA DE PRENSA

Ana Ignacia Rodríguez Márquez, La Nacha, única mujer sobreviviente del Comité Nacional de Huelga del Movimiento Estudiantil de 1968, en Aguascalientes; con COSA DE PRENSA.

 

  • Candidatos presidenciales amnesia
  • Ana Ignacia Rodríguez, “La Nacha”
  • 1968 está más allá de los políticos

 

Javier Rodríguez Lozano

 

AGUASCALIENTES, Ags., lunes 4 de junio de 2018.- Los candidatos presidenciales, quizás amnésicos involuntarios por la euforia de la coyuntura, olvidan en su discurso los cimientos del México moderno y con ellos medio siglo de impunidad: Hablamos del Movimiento Estudiantil de 1968, que el próximo 2 de octubre conmemora, “porque no hay nada que festejar”, 50 años de historia, nos aclara la única mujer integrante del Comité Nacional de Huelga sobreviviente, Ana Ignacia Rodríguez Márquez “La Nacha”… Nuestro periplo de siete horas con ella este sábado se inició con un café en Saborn’s Francia, comimos en Las Antorchas y tomamos el vespertino postre en el cafetín de El Codo, donde se lee una frase de Eduardo Galeano: “Libres son quienes crean / no quienes copian/ Y libres son quienes piensan / no quienes obedecen / Enseñar es empezar a dudar”. Le acompañaba una joven que hace su maestría en Pedagogía –Daniela Flores- su tesis es sobre la participación de la mujer en los movimientos sociales. “Hemos visto que ellas son borradas de la historia, los hombres no sueltan su ego”… La pregunta es, Nacha: ¿Qué relación tiene la conmemoración del Cincuentenario del Movimiento Estudiantil de 1968, con los candidatos presidenciales? Le preguntamos a la mujer que con la Tita Avendaño y tres varones más, fueran secuestrados el 2 de enero de 1969 por los agentes de la Brigada Blanca de Miguel Nazar Haro, a quien Rosario Ibarra de Piedra llamaba “El Perro”, director de la Federal de Seguridad, para recluirlas en el Penal de Santa Martha Acatitla. La Nacha nos respondió, al reencontrarnos con ella después de una entrañable amistad como inquilinos ambos de la casa de huéspedes de Independencia 67-602 de Lupita Galindo, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, a pocos días salir ella de la cárcel en 1971… Es normal que las nuevas generaciones se pregunten ¿quién es La Nacha? Ella es una de las dos únicas mujeres de los cinco integraran iniciales del Comité Nacional de Huelga del Movimiento Estudiantil de 1968, después de su estadillo el 22 de mayo de aquel año, con el enfrentamiento entre estudiantes de la Voca 5 y la Isaac Ochoterena… Algunos de nuestros lectores ya conocen nuestro estilo –escribimos para la coyuntura- y tenemos por delante cuatro largos y al mismo tiempo brevísimos meses, para arribar a la conmemoración del Cincuentenario del Movimiento Estudiantil de 1968. Ana Ignacia Rodríguez Márquez La Nacha, es la presidenta del comité organizador y recorre el país porque en la fecha cumbre, del martes 2 de octubre de 2018 se realizarán actos conmemorativos en las 32 entidades de la República, incluyendo Aguascalientes. Y como es obvio imaginar, habrá  mucho que escribir y en forma absolutamente exclusiva. Por ejemplo: Cartas de libertad, que es el libro que escribiera La Nacha y que está por aparecer a la luz pública. Se trata de la correspondencia que en sus casi 800 días de cautiverio en la cárcel de mujeres de la capital del país, en la salida a Puebla, recibiera por amistad, solidaridad y compañerismo, de mucha gente, algunas de ellas hoy personalidades de primera línea de la política, de suerte que sus nombres han sido protegidos con seudónimos. “En la cárcel, además de la humillación a la dignidad humana, a lo más hondo de tu ser, hay principalmente mucho amor, mucha solidaridad, mucha humanidad”, más o menos nos dice y nos hace sentir La Nacha, para explicarnos la esencia de su libro. Ella, como la gran mayoría de los espíritus insuperables, nunca persiguió la satisfacción personal, sin siempre el bienestar de los demás.

LA COSA ES QUE…

Nos advierte La Nacha: “Mira Javier, te voy a demandar si no dices lo que te voy a decir: En el Cincuentenario del Movimiento Estudiantil no hay nada festejar y sí mucho que conmemorar. Lamentamos que hasta ahora ningún candidato presidencial se haya pronunciado sobre 1968, que no solo está más allá de cualquier momento político como estas elecciones presidenciales, sino que representa también 50 años de impunidad”; qué tal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *