COSA DE PRENSA

 

 

  • Iglesia Católica y las elecciones
  • Fija su posición la Diócesis Local
  • Involucrarnos en la cosa pública

 

Javier Rodríguez Lozano

 

AGUASCALIENTES, Ags., martes 27 de febrero de 2018.- Ayer, ante solo tres periodistas -entre ellos COSA DE PRENSA.NET– la Diócesis de Aguascalientes fijó su posición con respecto a las elecciones presidenciales de este año, acontecimiento mayúsculo si se considera el escándalo desatado el 8 de mayo de 2016 con la Carta Pastoral en la que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y la Secretaría de Gobernación, hallaron inicialmente indicios de violaciones a la ley por parte del obispo José María de la Torre Martín y seis sacerdotes, al llamar a la feligresía al voto de castigo en contra del PRI, por la Ley de Matrimonios Igualitarios… El 29 de enero pasado, el vicario general de la Diócesis de Aguascalientes, presbítero Javier Cruz Muñoz, daría a conocer el fallo de la Secretaría de Gobernación que “absolvía” a monseñor De la Torre Martín y sus seis curas acusados, de violaciones a la ley y reiteraría que “el clero se limita a fomentar la participación ciudadana, con un voto razonado, mas nunca en favor de candidato político, y esta misma mística prevalecerá en las próximas elecciones”… Este lunes, el sucesor de Raúl Sosa Palos, ofreció la conferencia de prensa de los lunes del Obispado, a la que no asistiría el jerarca católico José María de la Torre, y en lugar de Carta Pastoral difundió un texto denominado “Rueda de Prensa. Catequesis sobre las implicaciones de la función de enseñar de los obispos: ¡Ay de mí si no evangelizo! (1 Cor. 9,16)”… En solo seis de los 17 párrafos de este texto de cuatro páginas, el obispo De la Torre Martín habla de las acusaciones del año pasado, de la actitud que asumió al respecto y fija la posición de la Iglesia Católica de Aguascalientes con respecto a la sucesión presidencial de este 2018; y desde luego, hay un giro de 180 grados… Relatemos primero la catequesis obispal. Dice el texto: Todo buen cristiano es buen testigo del Evangelio. Poe eso dice san pablo: ‘el hecho de predicar no es para mí motivo de soberbia…me han encargado este oficio y ¡ay de mí si no evangelizar!’ (1 Cor. 9,16). Estas palabras expresan la clara conciencia de san Pablo, su propia dignidad y el deber ineludible de su vocación. Los signos de los tiempos de nuestros días, nos urgen a ser testigos del Evangelio para que otros puedan conocer a Cristo y lo amen, dando plenitud a sus vidas, esta es una obligación que no podemos evadir”. La catequesis obispal agrega: “Nos enfrentamos a una serie de males que vemos en los distintos medios de comunicación. Estos males pueden ser ignorados y mostrar ante ellos una actitud de indiferencia, o dejarse conducir por el desaliento o la depresión. El cristiano sabe, que a pesar de que estos males nos invitan al desencanto, es el amor de Cristo quien nos apremia a construir un mundo mejor; nos mueve a catequizar, para que las futuras generaciones no padezcan los males que presenciamos; nos impulsa a involucrarnos en la cosa pública, para que la sociedad sea siempre conforme a la dignidad del hombre”… En el cuarto párrafo se dice que “los obispos continuamos la misión de los Apóstoles y es en el siguiente donde empieza la alusión a las elecciones, pero nos lo saltamos y nos vamos al sexto que dice: “Como Diócesis tenemos la urgencia de seguir puntualmente las directrices de nuestro IV Plan Diocesano. Tenemos que focalizar nuestros esfuerzos pastorales, en formar auténticos discípulos misioneros de Cristo Jesús, portadores en Él, de luz, vida y esperanza”… Lo que sigue en el octavo párrafo es la referencia a “una persecución religiosa, que si nos lo permite amable Lector, detallaremos mañana porque hoy se nos acabó el espacio.

LA COSA ES QUE…

Este nuevo texto no induce al voto como la carta pastoral de hace dos años, pero tampoco es indiferente u omiso, nada de eso. Detallaremos mañana la nueva “actitud de informar, orar, perdonar y aprender”, y el enfoque político actualizado de la Diócesis; qué tal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.