COSA DE PRENSA

 

 

  • Oriente, desteñido y depresivo
  • Infonavit es el techo de México
  • Faltó Poder Judicial del Estado

 

Javier Rodríguez Lozano

 

AGUASCALIENTES, Ags., martes 20 de febrero de 2018.- El pasado 15 de febrero estuvo en Aguascalientes el director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), David Penchyna, y anunció acciones de avanzada en materia habitacional. Entre ellas, la de habilitar el programa Territorio de Gigantes, que consiste en quitar todas las torres de electricidad que hay en el Estado, porque los conductos eléctricos ya cuentan con opciones tecnológicas más avanzadas… En las zonas urbanas y de sus periferias, la idea es construir y aprovechar esos espacios al levantar vivienda popular. En el evento que se llevara a cabo en el Tres Centurias, con la entrega de cancelaciones de hipotecas y de subcuentas de vivienda, el funcionario Penchyna, dijo que durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto se han otorgado nueve millones 920 mil créditos y habrá una ceremonia especial para cuando, seguramente en el próximo mes de marzo, se otorgue el crédito número 10 millones. En un sexenio, dijo el director general del Infonavit, se otorgaron más créditos que en los tres sexenios que le antecedieron. “Por eso el Infonavit es el techo de México”. David Penchyna dijo: “Con ayuda de la tecnología podemos mover las torres que conducen energía eléctrica y construir en sus espacios viviendas que resuelvan un problema social, además de que ya no serán lugares de ilícitos, sino espacios de prosperidad”… Un segundo compromiso del Infonavit fue con la alcaldesa capitalina, Tere Jiménez Esquivel, y es en el sentido de poner un recurso cada institución –Infonavit, Municipio- para pintar viviendas en algunas zonas populares de la Ciudad, del Oriente suponemos, que es el paisaje urbano más desaliñado y depresivo, por no decir feo: todo un larguísimo lomerío, del Morelos a Villas de Nuestra Señora de la Asunción, seco y aladrillado, como favelas brasileñas… Penchyna dejó claro que la intención del Estado Mexicano es que el Infonavit contribuya a construir “un país de prosperidad y de libertades”… Todo estaba muy bien, pero llegó la fría y centrada reflexión del gobernador Martín Orozco Sandoval, al aceptar esos ofrecimientos. Sin embargo, también dejó manifiestas sus dudas debido a que las casas abandonadas que el Infonavit pretende vender el Gobierno del Estado, para que éste las arregle y las incluya en sus programas de vivienda social, tendrían que pasar primero por una engorrosa aduana, las de los juzgados que tendrían que resolver los juicios, pues cada una de ellas tendría que ser sometido al imperio de la ley. “Los compromisos que ya comentó Penchyna, director general de la institución más grande, que es de todos los trabajadores de México, son cuatro: casas abandonadas, qué mejor que el Poder Judicial del Estado, que no está aquí, nos pudiera ayudar en un juicio muy rápido para liberar esas casas y puedan pasar al Gobierno del Estado”, algo así dijo el gobernador Orozco Sandoval. El segundo compromiso sería mejorar las zonas habitacionales del Infonavit, “toda una transformación, poder reconstruir todo el tejido urbano”. El tercero es la vivienda rural, “podemos hacer un trabajo conjunto en Cosío, donde está la planta de Javier N., para quienes no tienen casa y para evitar también la migración a la ciudad, sometida al estrés y más con los puentes; yo le entro”. Y el cuarto compromiso, que Territorio de Gigantes esté en una sola oficina, “un programa con gran sentido social, que nace del Gobierno Federal, lo reconozco”. Y un quinto compromiso que citó el Mandatario estatal se refiere a la derrama económica que los programas de vivienda generarían. Sugirió no lo veamos como una solamente una firma, sino “hacer algo por la familia aguascalentense, con solidaridad y amor”.

LA COSA ES QUE…

Datos del Inegi señalan que hay unas 50 mil viviendas abandonadas en el Estado, 25 mil de ellas en su capital, donde la alcaldesa Tere Jiménez se ha distinguido por la toma de mejores y más rápidas decisiones públicas en los últimos 15 meses. Su director de Planeación, Jaime Gallo Camacho, preside los Institutos Nacionales de Planeación y tiene claro que hay qué hacer en este tema; qué tal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.