COSA DE PRENSA

Enrique Morán Faz, responsable de Estrategia Pública de la Coparmex, con la coordinadora de Vinculación Empresarial y Emprendimiento, “una nueva ventana del PRI con la sociedad”, diputada Adriana de Fuentes Téllez, de finales de enero de 2015.

  • Enrique Morán Faz “colmillo retorcido”
  • Y le diría al PRI cómo hacer las cosas
  • Ricardo y “El Pollo” buscaron a AMLO

 

Javier Rodríguez Lozano

 

AGUASCALIENTES, Ags., miércoles 10 de enero de 2018.- La del nuevo secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz, es una experiencia política que data de cuando fuera alcalde Alfredo Reyes Velázquez (1996-1998), quien le pusiera candados a la privatización del agua polemizándola, y hasta hace tres años cuando cabildeaba a nombre de la Coparmex ante el coordinador de la bancada priista en la Cámara de Diputados, César Camacho Quiroz… Los más aguerridos cabilderos del Congreso de la Unión son los señores del capital, y entre éstos nadie como la Confederación Patronal de la República Mexicana, que es el sindicato empresarial más antiguo de México pues data de 1929, más viejo que la CTM, la CNC y la CNOP, las antiguas columnas vertebrales de la vargasllosiana “dictadura perfecta”. El espíritu cabildero coparmeco está definido en el artículo 3º Medios, de sus estatutos, que consagran: “Promover la expedición y reformas de leyes, reglamentos, decretos y demás disposiciones legales y administrativas, así como la adopción de políticas públicas”. Con estos enunciados, ¿imagina Usted amable lector, las caras que pusieron (ahí estuvimos y las vimos) Manuel J. Clouthier del Rincón presidente de la Coparmex 78-80 y de José María Basagoiti 82-84, en el último informe de José López Portillo cuando nacionalizaba la banca? …Ah, pero ojo, el artículo 4º Restricciones, reza: “La Confederación y sus Sindicatos Patronales miembros no podrán participar en actos de política partidista ni realizar proselitismo a favor o en contra de partido político alguno o candidato a puestos de elección popular”. El primer mandato se cumple escrupulosamente, el segundo, ni por excepción… Fue ahí precisamente, en la cabildeada, donde el entonces senador Martín Orozco Sandoval echaría el ojo a Enrique Morán Faz, fino, discreto y efectivo; evaluación que todavía no alcanza nadie en el gabinete, vamos, ni el mismo gobernador… Su actuación como director calderonista de la Comisión Nacional del Agua en Zacatecas en 2012 fue discreta, porque allá la naturaleza no ayuda, las sequías sueles ser espantosas… En un enero pero de 2015, Camacho Quiroz anunciaría la Coordinación de Vinculación Empresarial y Emprendimiento, que calificaba como “una nueva ventana del PRI con la sociedad”, en cuya creación Enrique Morán tuvo mucho que ver, en su calidad de responsable de Estrategia Pública de la Coparmex. Logró que se incorporaran los puntos de vista del sindicato patronal. Los alcances de aquello fueron abordados por la coordinadora, la diputada Adriana de Fuentes Téllez: “Esta instancia del tricolor busca convertirse en un puente con todas las organizaciones y cámaras empresariales del país, para capitalizar proyectos que permitan ampliar el potencial productivo de la población”… Enrique Morán diría aquella ocasión que la Coparmex presentaría a esa coordinación priista “todas las propuestas que considere pertinentes, a fin de generar un mejor sector empresarial y, por ende, una nación de mayor prosperidad”. Recordaría otros planteamientos similares que la Coparmex había presentado al Senado, en particular, acerca de la anticorrupción y los temas fiscales, y ofrecería difundir ese trabajo a los 65 centros patronales el país… El pasado 9 de diciembre Enrique Morán Faz sustituyó en la Subsecretaría General de Gobierno a Gerardo Dávila Díaz de León y desde entonces se hizo cargo del trabajo pesado del Gobierno del Estado… Donde se han descuidado los estatutos coparmecos es, por ejemplo, en el caso poblano: Rodolfo Ruiz nos informa en su columna La Corte de los Milagros, cómo el presidente de la Coparmex, José Antonio Quintana Gómez, tapa las entregas de dinero del entonces gobernador Rafael Moreno Valle, ayudas y subsidios por 14.9 millones de pesos entre 2013 y 2016, presuntamente destinados a conceptos que nunca se justificaron.

LA COSA ES QUE…

Carlos Lozano de la Torre “no le daba agua ni al gallo de la pasión”. Por eso los presidentes de Coparmex, Ricardo Rodríguez y Jaime Durán Padilla, de plano abarataron la mano de obra: El primero sería maestro de ceremonias de dos visitas de Andrés Manuel López Obrador y el segundo, acompañó al tabasqueño a un acto y al no conseguir nada prefirió comprar la franquicia de Movimiento Ciudadano; qué tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.