COSA DE PRENSA

  • PRI cambia caballo a mitad del río
  • “Los últimos serán los primeros”
  • Darán a Meade los mejores perfiles

 

Javier Rodríguez Lozano

 

AGUASCALIENTES, Ags., viernes 22 de diciembre de 2017.- Casi boquiabiertos se quedaron Enrique Juárez Ramírez, presidente estatal del PRI y Héctor Hugo Olivares Ventura, cuando vieron allá en México, que otro aguascalentense más discreto saludaba eufórico a José Antonio Meade y charlaba con él unos cinco minutos, demasiado tiempo para un “besamanos” al ungido. “¿Y cómo está Aguascalientes y su priismo?”, preguntaría el candidato. “Para llorar”, le respondería aquel paisano nuestro que había sido su subordinado en el Banco Nacional de Crédito Rural, cuando Meade Kuribreña fungiera como último director general de lo que Vicente Fox transformaría en Financiera Rural, “porque se había convertido en una caja chica electoral priista”, tal y como ahora “descubre” un periódico regiomontano de circulación nacional. Nuestro discreto personaje le entregó un escrito a Meade… “¿Qué le entregaste?”, le interrogaría ansioso Enrique Juárez: “Tu renuncia”, le contestaría al bote pronto su interlocutor, y Héctor Hugo y otros ahí presentes se carcajearon… Lo que el candidato presidencial recibió por escrito de manos de nuestro discreto paisano fueron unos apuntes sobre la situación del priismo aguascalentense. Aquello que causara risas no fue del todo una broma, llevaba su jiribilla… Se dice que a mediados de enero vendrá José Antonio Meade, pero lo que es una certeza es que cuando venga recibirá un documento más amplio y debidamente actualizado sobre la alarmante situación del PRI en Aguascalientes. Hasta ahora, al cierre del año, es mayoritaria la corriente que echaría a andar don Andrés Valdivia Aguilera, el dirigente del organismo priista de adultos mayores, en el sentido de que “en el PRI aguascalentense no hay liderazgo”. Y en torno a esa sólida y contundente proclama también se incluye un enlistado breve, porque no hay mucha tela de dónde cortar, con los mejores perfiles tanto para las candidaturas, como para elegir un nuevo Comité Directivo Estatal, donde las carteras, especialmente las más importantes que son la de Organización a cargo de Luar Ceballos y la de Acción Electoral secretariada, por Gabriel Sánchez García. En ambos casos su “marcaje personal lorenista” son las Marthas Gamboa Hernández y Valdez Perea, así como Patricia Valdes… En la “Postcarta a los Reyes Magos” que el priismo aguascalentense le entregará a Meade Kuribreña cuando venga, se le detallará el triste escenario electoral que presenta el PRI para 2018, que ni con alianzas pudo ganar en 2015 y 2016, y se teme que menos pueda hacerlo ahora que va solo y sin un liderazgo plenamente reconocido, lo que pondrá en riesgo a todas sus candidaturas. Le pedirán a Meade con argumentos sólidos, que aquí “cambie de caballo a mitad del río”. Le argumentarán que desde hace 24 años el PRI Aguascalientes no gana un escaño en el Senado, los últimos fueron los de Oscar López Velarde y Fernando Palomino Topete en 1994. El de Carlos Lozano de la Torre se perdería en primera fórmula en los comicios de 2006, pero se ganaría la primera minoría… Otro desastre que será puesto del conocimiento del candidato presidencial priista-pevemista-aliancista será el abandono en que se encuentran los 11 comités directivos municipales, que no solo no tienen recursos para operar el voto a favor de Meade, sino ni siquiera para la celebración de sus posadas… Pero uno de los escenarios más concretos que informarán a Meade es ¿qué hace el actual CDE priista con Enrique Juárez con el presupuesto electoral enviado por el Comité Ejecutivo Nacional? Se le entregará a Meade un histórico de los malos manejos financieros del PRI Aguascalientes, “horroroso pasivo” desde que perdiera las elecciones en 1998 con H2O como candidato, donde se tardarían dos años en negociar los adeudos millonarios con los periódicos diarios locales. Desde entonces, y salvo la gestión de Guadalupe Ortega, las dirigencias han heredado a sus sucesores gruesas cuentas por cobrar.

LA COSA ES QUE…

Se acaban las posadas y el PRI no ofreció ninguna a medios de comunicación, en cambio el PAN “tiró la casa por la ventana”. Ah, sí, le dirán a Meade que uno de los mejores perfiles se llama Adrián Ventura Dávila; qué tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.