Andrés Manuel López Obrador

 

NUESTROS ADVERSARIOS, SEPULCROS BLANQUEADOS

 

 

  • La paz, la tranquilidad, son frutos de la justicia
  • Por delante el interés general, el interés del pueblo
  • Estamos promoviendo, el que la gente viva mejor

 

 

COSA DE PRENSA

 

 

CIUDAD DE MÉXICO, viernes 11 junio 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador recordó que la paz, la tranquilidad, son frutos de la justicia, y que se administración pone por delante el interés del pueblo, para que la gente viva mejor.

 

La versión:

 

AMLO.- Ahora que se obtuvo la mayoría simple en la cámara dicen nuestros adversarios: ‘Ah, pero no obtuvieron la mayoría calificada y entonces ya no van a haber reformas constitucionales’ o ‘ya no va a presentar el titular del Ejecutivo -el presidente- iniciativas para reformas constitucionales’.

 

Si son necesarias, las voy a presentar, aun cuando no pasen o las rechacen porque, si son necesarias para el país, las voy a presentar.

 

Por ejemplo, tenemos que resolver el problema de la falta de apoyo a la Comisión Federal de Electricidad, porque con la reforma energética se apostó a destruir a la Comisión Federal de Electricidad y tenemos que cuidar que no nos falte la luz, pero también que no aumente el precio de la luz y para eso se requiere una reforma constitucional, porque le dieron preferencia, con la reforma energética, a los particulares.

 

Ya lo hemos hablado aquí, paga menos una corporación empresarial, financiera, comercial, que lo que paga proporcionalmente un usuario, una familia de clase popular o de clase media, porque el gobierno estaba al servicio de las minorías y de los traficantes de influencia, y también de corruptos.

 

Entonces, eso lo tenemos que resolver porque, si siguen haciendo a un lado a la Comisión Federal de Electricidad, si no le permiten que la energía que produce en sus plantas suba a la línea, a la red de transmisión, si no hay lo que llaman despacho, porque tienen que subir primero la energía que producen las plantas de Iberdrola o las particulares, porque hicieron las reformas para entregarles a ellos el mercado de la industria eléctrica en contra de los intereses del pueblo y de la nación,

 

¿Cómo me voy a quedar callado?, ¿cómo me voy a cruzar de brazos?, ¿cómo no voy a presentar una iniciativa para que primero sea el pueblo?

 

Primero el interés general, no puede haber un interés personal o de grupo por legítimo que sea por encima del interés del pueblo y de la nación.

 

Entonces, voy a mandar la iniciativa y no va a haber -que espero que sí- mayoría calificada.

 

¿Quiénes asumen la responsabilidad?

 

Pues los legisladores que van a rechazar la iniciativa, en el caso que sucediera así.

 

Entonces, queda de manifiesto de que no son representantes populares, aunque se hagan llamar representantes populares, son representantes de grupos de intereses creados.

 

Pero es interesante presentar la iniciativa, que se dé el debate, que el pueblo se entere.

 

Yo tengo el compromiso de que no va a aumentar el precio de la luz en todo el sexenio, pero necesito que la Comisión Federal de Electricidad se fortalezca y que para eso no tenga que enfrentar una competencia desleal, porque se les da preferencia a las empresas particulares, sobre todo a las extranjeras.

 

Fíjense cuánta influencia tenían las empresas extranjeras que se llevaban a trabajar a los altos funcionaros públicos a sus empresas. La secretaria de Energía de un gobierno, a trabajar a Iberdrola; el expresidente Calderón, a trabajar al Consejo de Administración de Iberdrola. Eran los que mandaban.

 

INTERLOCUTORA: Y esa reforma ¿la presentaría apenas inicie la próxima legislatura?

 

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: En su momento, en su momento, pero sería una irresponsabilidad de mi parte no hacerlo.

 

Además, nosotros llegamos para transformar y la gente nos apoyó para llevar a cabo una profunda reforma y acabar con la corrupción, y poner por delante el interés general, el interés del pueblo.

 

Para eso nos apoyó la gente, para separar el poder político del poder económico y que el gobierno representara a todos, no a un grupo, no a una facción, no a una élite y que se le diera preferencia a la gente humilde, a la gente pobre.

 

‘Por el bien de todos, primero los pobres’ fue un lema de campaña de hace 17 años, no me lo saqué de la manga ahora que llegamos al gobierno, 17 años, que no les gustaba porque no alcanzan a entender la importancia de la frase, es: ‘Por el bien de todos, primero los pobres’.

 

¿Cuál es la función principal de un gobierno, sobre todo en un país con tanta desigualdad?

 

Pues es apoyar a quien más lo necesita.

 

Y esto es justicia, es humanismo, pero también es seguridad para todos, porque entre más pobreza hay, se producen más resentimientos. No olvidemos: la paz, la tranquilidad, son frutos de la justicia.

 

Entonces, esto no lo entienden los conservadores, por eso un partido del supremo poder conservador votó en contra del aumento en las pensiones a los adultos mayores.

 

No en el aumento a las pensiones a los adultos mayores, en contra de las pensiones, pero eso sucedió hace seis meses.

 

Y en contra de las becas para los estudiantes de familias humildes, en contra de las becas para niñas y niños con discapacidad, y en contra…

 

Les molesta que la atención médica y los medicamentos sean gratuitos.

 

A todo eso le llaman populismo, paternalismo y han adoctrinado, con el apoyo de los medios de información, a mucha gente, mucha gente piensa que eso es malo.

 

Aunque vayan a la iglesia y se digan cristianos.

 

INTERLOCUTORA: Finalmente, presidente, justo lo que mencionaba en días pasados, que para obtener esta mayoría calificada perfilaría hacer acuerdos con el PRI. El líder del PRI responde que no será este partido el que rompa el bloque opositor y que no son Judas.

 

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: No hay ningún problema, es que yo hice el planteamiento de que faltaban muy pocos legisladores para tener mayoría calificada y llevar a cabo las reformas constitucionales.

 

Pero fíjense cómo son de hipócritas nuestros adversarios, sepulcros blanqueados.

 

Ellos hacen la alianza y la aplauden, los que antes decía: ‘¡Qué barbaridad, los del PRI cómo son corruptos!’.

 

( anécdota con piloto comercial que votaba por el PAN pero le pediría su autógrafo para su señor padre, “hombre inteligente”, diría AMLO).

 

Viene esto pues al caso de que hay mucha manipulación en los medios y también se piensa que es parte del prototipo de que el que tiene más nivel educativo es el menos ignorante, y no necesariamente.

 

Muchas veces la gente humilde, un campesino, un obrero, la gente del pueblo, tiene muy claro todo y una mentalidad más fresca, con menos prejuicios, no como el gran administrador de este periódico, gran periodista. No, no, no.

 

Entonces, se tiene que ir poco a poco combatiendo el clasismo y el racismo, pero no es fácil, sobre todo en sectores de clase media.

 

Hay que seguir informando, orientando, concientizando, pero, ya lo dije y lo repito, por justicia, por humanismo, por seguridad, por todo, debemos de dedicar tiempo, recursos, nuestra atención a la gente humilde, a la gente pobre; o sea, no dejar de atender a todos y ser respetuosos con todos, pero entender de que es bueno para todos.

 

¿En qué se ayudan los de mero arriba si les va bien a los de abajo?, porque ayer lo comentaba, el proyecto de los neoliberales es apoyar arriba, porque suponen que, si llueve fuerte arriba, gotea abajo, como si la riqueza fuese contagiosa, permeable.

 

El proyecto nuestro no es así, es apoyar abajo, de abajo hacia arriba.

 

Entonces, a lo mejor no vamos a poder llegar a todos, vamos a llegar de la base hasta la clase media baja o media-media.

 

Pero ¿cómo se ayuda si atendemos bien a los de abajo?, ¿cómo se ayuda a la clase media-media?, ¿cómo se ayuda a la clase media alta?, ¿cómo se ayuda a los empresarios más fuertes?

 

Bueno, se ayudan porque, si la mayoría de la gente tiene ingresos, consume. Hay una parte que ojalá y la pusieras, del Plan Liberal de los Flores Magón, donde habla de la importancia que tiene que el pobre que apenas tiene como ajuar un petate, tenga para adquirir bienes.

 

Entonces eso reactiva la industria, el comercio; es fortalecer el mercado interno, como se le llama ahora.

 

¿En qué otra cosa se ayuda al de arriba si le va bien al de abajo?

 

En que pueda andar por la calle con libertad, que no lo van a asaltar, que no lo van a secuestrar, porque en una sociedad mejor -y eso significa una sociedad más justa- hay más seguridad.

 

¿En qué otra cosa le ayuda que le vaya bien a los de abajo y que haya un gobierno honesto?

 

Bueno, en que no van a aumentar los impuestos, en que no va a aumentar el precio de las gasolinas, de la luz.

¿En qué otra cosa le ayuda?, porque cuestionan esto que dice Lázaro, subsidio, que es la entrega de apoyos a la gente.

 

¿En qué le ayuda a los de arriba?

 

Bueno, que se tiene prestigio en el país y se puede lograr, como se hizo, un acuerdo con Estados Unidos, con Canadá, para que lleguen inversiones.

 

¿Y quién se ayuda con esas inversiones?

 

Pues empresarios, comerciantes, profesionistas, que van a ganar más, bueno, primero, que van a tener empleo, que van a ganar más, por el tratado. Y eso lo logramos.

 

Que ya estaba, sí, pero había muchas resistencias para continuarlo; además, se le agregaron cosas importantes, como lo laboral.

 

Pero ¿en qué otra cosa ayuda el que haya un gobierno democrático, honesto?

El que las empresas tengan trabajo.

 

¿Quiénes hacen las obras que se están realizando en la actualidad?

Las grandes empresas de México.

 

Entonces, el plan es: A ver, ayudemos todos primero abajo.

 

Además, imagínense cuánta satisfacción nos produce el ayudar al prójimo, al necesitado, al pobre. Eso tiene que ver con todas las religiones.

 

A ver si….

 

‘Cuando el pueblo es demasiado pobre -esto es 1906- cuando sus recursos apenas le alcanzan para malcomer, consume sólo artículos de primera necesidad, y aun estos en pequeña escala.

 

‘¿Cómo se han de establecer industrias? ¿Cómo se han de producir telas o muebles o cosas por el estilo en un país en que la mayoría de la gente no puede procurarse ningunas comodidades? ¿Cómo no ha de ser raquítica la producción donde el consumo es pequeño?

 

‘¿Qué impulso han de recibir las industrias donde sus productos sólo encuentran un reducido número de compradores, porque la mayoría de la población se compone de hambrientos?

 

Pero si estos hambrientos dejan de serlo, si llegan a estar en condiciones de satisfacer sus necesidades normales; en una palabra, si su trabajo les es bien -o siquiera regularmente- pagado, consumirán infinidad de artículos de que hoy están privados y harán necesaria una gran producción de esos artículos.

‘Cuando los millones de parias que hoy vegetan en el hambre y la desnudez coman menos mal, usen ropa y calzado y dejen de tener petate por todo ajuar, la demanda de mil géneros y objetos que hoy es insignificante aumentará en proporciones colosales y la industria, la agricultura, el comercio, todo, será materialmente empujado a desarrollarse en una escala que jamás alcanzarían mientras subsistieran las actuales condiciones de miseria general.’

 

Esto es una clase, esto es en esencia a la luz de la nueva realidad lo que nosotros estamos promoviendo, el que la gente viva mejor y nos ayudamos todos.

 

Entonces, por eso vamos a seguir adelante, concluyó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

 

 

 

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.