Andrés Manuel López Obrador

 

REVISAN CONTRATOS DE LAS ASOCIACIONES PÚBLICO-PRIVADAS DEL SAQUEO NEOLIBERAL

 

 

  • Enderezando entuertos, contratos leoninos
  • Cárceles, hospitales, medicinas, gasoductos
  • No a una APP de BlackRock en el Tren Maya
  • Estamos buscando acuerdos, dijo el Presidente

 

 

COSA DE PRENSA

 

 

CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 21 julio 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se revisa en lo posible, contratos leoninos de las Asociaciones Público-Privadas (APP).

 

Aludió a que las incluye en el capítulo Enderezando entuertos del libro que escribe acerca de su lucha contra la corrupción y la impunidad; contratos sobre reclusorios, hospitales, medicamentos y gasoductos.

 

Como se sabe, las asociaciones público-privadas fueron promovidas, promovidas en México desde 2013 y en 2015 por el Foro Económico Mundial, en su promoción ante los gobiernos de los países subdesarrollados entre los 200 afiliados a la ONU, las define así:

 

“Usualmente, no incluye contratos de servicios ni contratos llave en mano, ya que estos son considerados como proyectos de contratación pública, o de privatización de servicios públicos en los que existe un role continuo y limitado del sector público”.

 

Sin embargo, aplicadas en México solo fueron privatización y saqueo.

 

Por eso el gobierno de Andrés Manuel López Obrador inició su combate pero no compromete su erradicación, según se desprende de lo dicho ayer en su mañanera acerca de los contratos que él mismo calificó de leoninos:

 

“Sí, se están revisando contratos en la medida de lo posible… Es muy difícil que se les gane a las empresas, nacionales o extranjeras en esos tribunales, siempre ganan”.

 

La versión:

 

PREGUNTA: Buenos días, señor presidente; buenos días, miembros del gabinete.

 

Yo quisiera preguntarles, aprovechando su estancia, sobre los hospitales APP.

 

Hemos estado estudiando estos hospitales.

 

Como usted bien dice, señor presidente, pues no han aliviado la carga financiera del gobierno; al contrario, la han subido, no han sido tan efectivos estos hospitales porque nomás atienden a la mitad de la gente, pero eso sí, al gobierno le cobran todo.

 

Y mi pregunta sería: ¿no es posible renegociar estos contratos?, porque sí, lo que vemos es que el hospital de Ixtapaluca, por ejemplo, que nomás atiende a la mitad, tiene muy buenos servicios, pero pues la gente no va por alguna razón: falta de personal, porque no se planearon efectivamente, están muy lejos de las poblaciones urbanas.

 

Y este hospital que es del cuñado, de Hipólito Gerard, del cuñado de Salinas de Gortari y cuñado también de José Antonio González, que fue secretario de Hacienda. Entonces, la pregunta sería: ¿se puede revisar esto?

 

Vemos que también el hospital de Tapachula lo tiene el grupo de Imagen, que lo mismo tienen televisión, tienen radio, tienen periódicos y otro sinnúmero de negocios.

 

Está también el grupo Marhnos, que es de la familia Servitje, de los dueños de Bimbo, que han colaborado mucho para la obesidad de este país y entonces ahora están haciendo hospitales.

 

Tengo aquí varios datos que quisiera luego mandárselos, son muy largos, de todo lo que se paga y cómo están amañados estos contratos.

 

Yo quisiera… Es muy largo y muy técnico, pero sí, luego, si quieren, se los mando todo este diagnóstico, que la posibilidad que estos contratos pues se renegocien, porque sí, no son bueno para el erario del país, no son buenos, no aumentan la oferta de hospitales.

 

Entonces, esa sería mi primera pregunta.

 

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, se están revisando contratos en la medida de lo posible.

 

Esta fue una política totalmente dañina al interés público, fueron de esas cosas que se hicieron para beneficiar a grupos vinculados al poder, son acciones contrarias al interés público, buenos negocios para particulares, malos negocios para la hacienda pública, todas las llamadas APP.

 

Eso lo inauguraron en el periodo neoliberal.

 

¿En qué consisten las APP?

 

‘Te construyo un hospital y te doy el servicio, te cobro por la construcción del hospital, te cobro por los servicios y te cobro también por el financiamiento; no necesitas más que tener la autorización de Hacienda’, porque si se trataba de gobiernos estatales se firmaba el contrato y quedaban en garantía las participaciones federales.

 

Por ejemplo, el hospital de Zumpango, en el Estado de México, tiene el gobierno del Estado de México, mejor dicho, el pueblo del Estado de México, que pagar más de 200 millones de pesos cada año por 25 años. Al final, el hospital va a salir en siete, ocho mil millones, cuando un hospital con esas características, cuando mucho, 500 millones de pesos.

 

Entonces, de ese tipo de cosas…

 

INTERLOCUTOR: Tienen créditos de la Banca de Desarrollo.

 

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Además, además. Fueron financiados por Banobras, Nacional Financiera, Banco de Comercio Exterior; o sea, negocios hechos por influyentismo. Es como lo de los reclusorios, también son contratos leoninos. Y así todo.

 

Ahora que estoy escribiendo el libro -ya lo terminé- hay un capítulo que le llamo ‘Enderezando entuertos’, de cómo estamos enfrentando toda esta herencia de contratos leoninos, en reclusorios, pongo el ejemplo de los medicamentos, ahí lo trato, de los gasoductos, pero podría utilizar muchos otros ejemplos.

 

Entonces, sí estamos buscando acuerdos.

 

En el caso de los reclusorios se logró un acuerdo, una reducción.

 

Queríamos que fuera del 20 por ciento; ellos, los dueños de estos contratos, que también está Gerard, porque están en todos lados por las influencias, pues imagínese, su cuñado era secretario de Hacienda, primero subsecretario de Hacienda y luego secretario de Hacienda, pues era el que hablaba a los gobernadores, decir: ‘Hay esta posibilidad.

 

Si aceptas, te autorizamos en Hacienda el contrato, nada más que tienen que quedar en garantía las participaciones’, y ya los gobernadores que entraron pues ahí están ahora padeciendo porque ya fueron herencias que se recibieron.

Entonces, son los reclusorios, y así muchas cosas.

 

Ahora, los gasoductos ¿qué se hace en una situación de esta, si hay un contrato legal y si argumentan de que se está violando el contrato?

 

Entonces, pueden acudir, que esa es otra innovación que se impone en el periodo neoliberal, el que se puedan dirimir asuntos internos que tienen que ver con nuestra Constitución, con nuestras leyes, en tribunales internacionales y en general, es muy difícil que se les gane a las empresas, nacionales o extranjeras en esos tribunales, siempre ganan.

 

INTERLOCUTOR: Lo de Grupo Marhnos.

 

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, pero además cobran todavía más. Al ganar ellos, hay que pagar todavía más todos los gastos de la asesoría legal, el pago a los despachos.

 

Entonces, a ver, ¿qué se hace?

 

Pues se habla con los empresarios y se les dice: Oiga, en otros tiempos se podían llevar a cabo estos atracos, se podía robar así, pero ya es distinto, además se ve mal. Ustedes son hasta religiosos, van a los templos, van a la iglesia todos los domingos, ¿cómo van a actuar de esta manera?, porque es un robo.

 

Antes se consideraba nada más como ratero al que se robaba una gallina, al que se robaba un pavo, al que se robaba una bolsa en el mercado; y los grandes ladrones ni siquiera perdían su respetabilidad, hasta a veces se les decía a los hijos: ‘Estudia para que cuando seas grande seas como don Fulano’, un reverendo ladrón.

 

Entonces, ya no, ahora el corrupto está mal visto y hay que seguir estigmatizando la corrupción, nada de que roban y no pierden ni siquiera su respetabilidad.

 

Entonces, ya hay una nueva actitud también de los empresarios, ya saben que son otros tiempos y muchos se acercan o se les llama y aceptan que se revisen los contratos, y así hemos ido avanzando.

 

En el caso, por ejemplo, de los reclusorios, a un 15 por ciento en cuatro años nos vamos a ahorrar 10 mil millones de pesos que son muy buenos, por la negociación que se hizo a razón de dos mil 500 millones por año, porque teníamos que pagar 16 mil millones de pesos por año y con la negociación quedó como en 13 mil 500, 14 mil millones.

 

Entonces, siguen con su contrato…

 

Ah, y también logramos, en el caso de los reclusorios, de que cuando se termine el contrato pasen a formar parte de los activos del gobierno, porque el contrato era tan favorable a los particulares que se vencía el contrato y las instalaciones seguían siendo de la empresa.

 

Pero, así como eso fue todo. Entonces, ahora estamos haciendo todo este esfuerzo.

 

Y sí en el caso de los hospitales estamos negociando tanto Salud como el Seguro, como el Issste, todos tienen hospitales.

 

Y aquí también lo importante es que ya no se llevan a cabo estos contratos, que ya no hay este tipo de contratos desde que llegamos.

 

Querían una APP para la construcción del Tren Maya en el tramo de Tulum a Cancún, que ya tenían listo el proyecto, en este caso BlackRock y otras empresas, y dijimos: no.

 

Es que se convierte en una deuda eterna, hay que estar pagando, pagando y pagando y pagando, se pagan tres, cuatro, cinco, 10 veces lo que vale una obra en el tiempo.

 

INTERLOCUTOR: En 25 años.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí y luego se paga más, sacan más jugo por los intereses, por el financiamiento, que por lo que les pueda resultar de utilidad la construcción de la obra. Entonces, eso ya se canceló completamente, concluyó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.