Andrés Manuel López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador  hizo un recuento de la Sucesión Presidencial, desde el primero de los “tapados” en el porfirismo, hasta su fracaso en la Revolución y ésta que es “otra etapa en la vida pública”.

 

LA SUCESIÓN PRESIDENCIAL ES OTRA ETAPA EN LA VIDA PÚBLICA

 

 

  • ¿Qué significa la acelerada Sucesión Presidencial?
  • Porfirio Díaz “abrió” la sucesión a toda la ciudadanía
  • Manuel González, el primer “tapado” en el porfirismo
  • Revolución ganó en económico/social, no en política
  • Presidente, don Fidel, destape cargada y besamanos

 

 

 

COSA DE PRENSA

 

 

CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 14 julio 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador  hizo un recuento de la Sucesión Presidencial, desde el primero de los “tapados” en el porfirismo, hasta su fracaso en la Revolución y ésta que es “otra etapa en la vida pública”.

 

A la pregunta del reportero en la mañanera, sobre sus declaraciones del pasado domingo en Tabasco, donde se autoproclamó “el destapador” que tendría como favorita a “la corcholata que elija el pueblo”, el Presidente explicó el significado de la acelerada Sucesión Presidencial.

 

Recordó como Porfirio Díaz gobernó durante 34 años y cómo nació la tradición de “el tapado”, con su compadre Manuel González; recordó que la Revolución ganó en la economía y en lo social, pero fracasó en política.

 

Frío y desangelado, pero al mismo tiempo “dulces recuerdos de lo que fue la Sucesión Presidencial en los viejos regímenes, desde que el Presidente le daba línea a Fidel Velázquez y éste iniciaba la fiesta con el destape, la cargada y el tristemente célebre “besamanos”.

 

La versión:

 

PREGUNTA: Buenos días, señor presidente. Felipe Fierro, de Atiempo.com.mx y Puente libre.

 

Trascendió que el secretario de Relaciones Exteriores había sostenido una reunión política en Toluca en donde afirmó presuntamente -quisiera que él lo confirmara o no- que le tomaba la palabra, que va por la Presidencia, que ya usted sabía.

 

Y bueno, esto es un elemento de la ya sucesión en marcha.

 

Otro, que el señor doctor De la Fuente ocuparía próximamente una secretaría, mencionan concretamente o con más prioridad a la de Salud.

 

Quisiera su opinión sobre estos dos puntos. ¿Y qué significaría este proceso ya acelerado en cuanto a la gobernabilidad de su mandato?

 

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Bueno, miren, son otros tiempos, ya hemos hablado de que el fenómeno del ‘tapado’ surgió durante el porfiriato.

 

El primer tapado que hubo en la historia fue el compadre de Porfirio Díaz, Manuel González.

 

No voy aquí a detallar, pero fue así, Porfirio Díaz, que era un maestro de la simulación, el gran maestro de la política de simulación.

 

Primero llegó con la bandera de la no reelección y como no podía reelegirse, porque su verdadera intención era quedarse en el poder, como no podía reelegirse porque había llegado, se tenían que hacer elecciones, que fueron las únicas que hizo en la que él no resultó triunfador, porque todas las demás siempre las ganaba, así fue durante 34 años.

 

Entonces, en el primer cuatrimestre, él toma el poder en 1876, y tienen que convocar a elecciones porque habían llegado con la bandera de la no reelección culpando a Juárez, culpando a Lerdo, de que tenían mucho apego al poder y se reelegían.

 

Bueno, termina él su periodo de cuatro años, el primero, y tiene que entregar, pensando en que va a regresar.

 

Entonces, habla de que el que quiera inscribirse, que lo haga.

 

Y había muchos, muchos que querían participar, así como cinco, ocho, 10, bastantes; y no aparecía Manuel González en la lista, todos los demás haciendo hasta campaña, hasta que él decide que iba a ser su compadre, que él iba a poner a su compadre.

 

Entonces, por abajo del agua habla con los hombres fuertes que tenía en los estados, los que tenían el poder político, pero sobre todo el poder militar, y ya a la hora buena empiezan a llegar las adhesiones, que todos querían a Manuel González, los telegramas.

 

Entonces, ese fue el primer tapado.

 

La Revolución no pudo con esto porque siguió la misma práctica, como tampoco pudo con la antidemocracia porfirista.

 

La Revolución dio frutos en el terreno económico, social, pero no en el terreno político; el sufragio efectivo, la no reelección de Madero quedó como asignatura pendiente, hasta hace poco.

 

Entonces, siempre era lo mismo, el ‘tapado’, cinco, seis, 10, y en los últimos tiempos un sector, por lo general siempre era don Fidel Velázquez, antes de la designación iba, ya sea a la oficina del secretario o a algún lugar, o declaraban que la CTM estaba a favor de.

 

Desde luego, don Fidel antes ya había recibido la línea del presidente.

 

Y luego venía la llamada ‘cargada’, que también viene del porfiriato. Después de la CTM, la CNC y después la CNOP, y luego todos al besamanos. Así era; esto, para los jóvenes.

 

Desde luego ahora es otra etapa en la vida pública.

 

INTERLOCUTOR: ¿Usted habló con el secretario sobre el tema?

 

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: No he hablado con él ni hablo con nadie. Sencillamente eso ya no existe, ya ahora todos tienen posibilidad de acuerdo a lo que establece la Constitución.

 

INTERLOCUTOR: ¿Qué le recomendaría en este caso, cuando son funcionarios?

 

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Pues que todos tienen el derecho, como lo establece la Constitución, a votar y a ser votados, todos los ciudadanos. Ya no hay tapados.

 

INTERLOCUTOR: Pero ¿algún conflicto en el ejercicio de la función y no hacer política?

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: No, no, no. Desde luego están cumpliendo todos con su responsabilidad, que es lo principal, servir al pueblo, pero ahí están trabajando en sus tareas, en sus funciones, lo están haciendo muy bien todos y ya en su momento con el procedimiento democrático que elijan los partidos se tiene que decidir.

 

Yo hablé de que soy como el destapador, nada más que mi corcholata favorita va a ser el que el pueblo quiera.

 

INTERLOCUTOR: ¿Se van a poder controlar las corcholatas?

 

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Ah, es que el pueblo pone a cada quien en su sitio. Es que ya cambió esto, es que la gente ya es la principal protagonista del cambio, ya hay democracia plena, ya son los ciudadanos los que deciden, ya es muy poderosa la fuerza de la opinión pública, muy poderosa.

 

Nada más que no estemos pensando que la opinión pública es la única que existe en la idea de que los medios de información convencional la van formado, no, no, no, ahora es lo que transmite de boca en boca, es el corre la voz.

 

Es la información que se obtiene en familia, es la información directa que se obtiene en las rancherías, en los ejidos, en las comunidades, en los pueblos, en las colonias, en los barrios, en las unidades habitacionales, es la opinión en el Metro, en el camión, es la opinión en la plaza pública, es la opinión en las redes sociales.

 

Es una comunicación que no había antes como ahora, mayor, entonces va a ser la gente la que va a irse formando la idea de qué es lo que más conviene al país.

 

Entonces, todos los que quieran participar, mujeres y hombres, están en su derecho y ya dejar en el pasado esas prácticas del ‘tapadismo’, de la designación, el dedo o aquellas frases célebres, legendarias de que el que se mueve no sale, el que se mueve no sale en la foto u otras hasta más ofensivas, de que está flaca la caballada y todas esas cosas.

 

No, no, no, eso ya no, ahora todos los ciudadanos.

 

Y no me preocupa porque los que están en el gabinete, los que están en instituciones, pues están cumpliendo con su responsabilidad.

 

Y también lo más importante de todo, pues es que hay relevo generacional, porque imagínense si no tuviésemos de quién echar mano, si el pueblo de México no tuviese opciones, entonces hasta podría servir de excusa o de pretexto para justificar la reelección, y eso no, no debe de haber reelección, es sufragio efectivo no reelección.

 

MARCELO EBRARD CASAUBON: Con su permiso…

 

… Y si me lo permite, señor presidente, un comentario sobre lo que consultabas o preguntabas de la reunión que tuve con mis amigos y colaboradores. Muy breve diría lo siguiente:

 

En primer lugar, les dije: Hay que agradecer al presidente que nos tome en cuenta.

 

En segundo lugar, faltan dos años y medio. Dediquémonos a trabajar, seamos eficientes, respetemos a los demás, actuemos en función de eso, no perdamos la concentración en lo que estamos haciendo, seamos consistentes, perseverantes y leales.

 

Y por supuesto que cuando se den las normas, lleguen los tiempos, estamos a la mitad del gobierno, cuando eso llegue estemos preparados para participar de acuerdo a las reglas que en su momento se den.

 

Eso es en esencia lo que ahí se dijo. Es verdad la información y por eso se dijo, para que no haya especulación.

 

Esa es la posición en la que yo estoy, y mis colaboradores y amigos. No vamos a distraernos y vamos a seguir actuando con eficiencia. Muchas gracias.

 

Es todo, señor presidente, concluyó el canciller Marcelo Ebrard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.