Andrés Manuel López Obrador

“Todos, los que están en el gabinete -gobernadores- todos tienen posibilidad; dirigentes parlamentarios, todos, todos, tienen posibilidad. Ahora sí que ya no hay tapados”.

 

SOY EL DESTAPADOR Y MI CORCHOLATA FAVORITA ES LA DEL PUEBLO; MUERE “LOS TAPADOS” Y NACE “TODOS EN BOLA”

 

 

  • Le cambia ropaje a La Sucesión Presidencial
  • Convierte a gabinete en abierto “suspirante”
  • Gobernadores, legisladores; todas y todos
  • Hay cosas de la 4T que son ya irreversibles

 

 

COSA DE PRENSA

 

 

VILLAHERMOSA, Tab., martes 13 julio 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador sepultó la tradición del “tapado” en la Sucesión Presidencial e inauguró una nueva: La “T EN B” (“Todos en bola”) y la abre a su gabinete.

 

En su tierra, el Mandatario hizo una breve evaluación de sus dos años y medio de gobierno, casi año y medio de él en la pandemia, en que la transformación no se detuvo y avanzó, porque “a pesar de sufrimiento, la gente tiene fe en el porvenir”.

 

Nadie le preguntó, pero el Ejecutivo federal aprovechó el momento en la cuna de las culturas precolombinas Olmeca y Maya, para hablar de “otra cosa que también lo tiene tranquilo”: La Sucesión Presidencial.

 

“Todos, los que están en el gabinete -gobernadores- todos tienen posibilidad; dirigentes parlamentarios, todos, todos, tienen posibilidad. Ahora sí que ya no hay tapados”.

 

Y acuñó esta metáfora:

 

“Yo soy el destapador y mi corcholata favorita va a ser la del pueblo, esa es la regla”.

 

La gente -explicó el Presidente- va a decidir en su momento en forma libre, democrática, quién debe representarnos en lo que corresponde al movimiento progresista, liberal, con dimensión social, pero eso en su momento”.

 

López Obrador estimó que lo más importante de todo, “es que consideramos que se está avanzando mucho en el campo de mentalidad y eso es lo verdaderamente irreversible, porque cuando cambia la mentalidad, cambia todo”.

 

Sobre la transformación, el Ejecutivo federal sostuvo que ya hay cosas que no van a poder echar para atrás y que en septiembre (2024) es posible se vaya a vivir a Palenque:

 

“Voy a jubilarme de la política, por eso me estoy aplicando a fondo para que avancemos lo más que se pueda”.

 

La versión:

 

INTERLOCUTOR: Una última pregunta. Usted ha dicho que si la naturaleza y si la vida le permite, y si el proceso de marzo se lo permite, concluirá su periodo en septiembre del 2024, también ha dicho que después se irá a vivir a Palenque.

La pregunta que también se hace en Tabasco es: ¿qué tiene Palenque que no tenga Tabasco para vivir?

 

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Es que es el mismo territorio, nada más piensen que toda esta región estaba habitada por olmecas, primero, que es la cultura madre.

 

Me acaban de entregar un pequeño hallazgo de una cabeza olmeca de jade que se encontró en Boca del Cerro, en Tenosique, que es al mismo tiempo también una región maya de las grandes ciudades mayas; entonces, la cultura madre es la cultura olmeca, y luego la cultura maya.

 

Todas esas culturas o esas dos grandes culturas florecieron en esta región, no había estos límites territoriales de ahora, es la misma región.

 

Es Comalcalco y es Palenque, y es Reforma y son los sitios arqueológicos de Yaxchilán, de Piedras Negras, que están a la orilla del Usumacinta, es la misma región.

 

Entonces, yo heredé esa casa de mis padres, que ellos vivieron aquí mucho tiempo, aquí nacimos nosotros, aquí nos criamos, pero al final ellos se fueron a vivir a Palenque, primero a La Estación, a Pakalná, y con esfuerzo fueron adquiriendo ese terreno.

 

Y al final les quedaron seis hectáreas y somos seis hermanos, y a cada uno nos correspondió una hectárea, y a mí, por ser el mayor, me tocó esa superficie y la casa de ellos.

 

Entonces, mi madre sembró árboles como estos, que ya están grandes, yo también he seguido sembrando, ya no tengo dónde plantar porque es muy poca la superficie, pero tengo gran variedad de árboles.

 

Ayer que dormí ahí en la mañana, apenas amaneció, ya no podía seguir durmiendo, además estoy acostumbrado a levantarme temprano, pero eran los cantos de muchísimos pájaros, calandrias y de todos los pájaros.

 

Porque tengo cedros y tengo caoba y tengo ceiba y tengo maculis y tengo guayacán, framboyán, tengo los árboles flor, tengo limón y tengo naranja, y plátano y zapote, el que en otras partes se conoce como mamey.

 

Y tengo el mamey, que es distinto al que se conoce en todos lados como mamey y tengo chicozapote, y tengo mango y tengo guaya, y tengo nance y tengo árboles frutales, maderables y llegan las guacamayas.

 

Entonces, pedirles a mis paisanos ¿no?, que permitan eso.

 

Ya en septiembre, si así es posible, ya me voy a vivir a Palenque, voy a jubilarme de la política, por eso me estoy aplicando a fondo para que avancemos lo más que se pueda.

 

Estoy ahora ya revisando el borrador de un libro que voy a publicar a finales de agosto, ya estoy en la revisión final. Y ahí hablo de que ya considero que estamos sentando las bases de la transformación, porque ya hay cosas que no van a poder echar para atrás.

 

No van a poder, por ejemplo, dejar de apoyar a los adultos mayores con las pensiones, porque ya se elevó a rango constitucional; y no solo es que esté en la Constitución como un derecho, sino ya la gente no va a permitir un retroceso.

 

La pensión a adultos mayores ya queda, la pensión para niñas, niños con discapacidad ya queda como derecho, las becas para estudiantes  pobres ya queda como un derecho, la atención médica, los medicamentos gratuitos queda como un derecho constitucional, y así otras cosas.

 

Pero lo más importante de todo es que consideramos que se está avanzando mucho en el campo de mentalidad y eso es lo verdaderamente irreversible porque, cuando cambia la mentalidad, cambia todo.

 

Entonces, ya hemos avanzado bastante y además lo hicimos enfrentando la pandemia, porque llevo dos años seis meses y llevamos más de un año con pandemia, y aun así, en una situación, la verdad, muy difícil, muy triste.

 

Estamos saliendo porque no nos desviamos, atendimos el problema de la pandemia, lo atendimos bien y llevamos a cabo el proceso de transformación, no nos detuvimos; entonces, eso nos ha permitido avanzar.

 

Por eso también la gente no perdió la fe. A pesar del sufrimiento, la gente tiene fe en el porvenir y eso es muy importante, y ya lo que falta es consolidar lo que se ha avanzado, terminar obras y entregar la estafeta.

 

Y eso es otra cosa también que me tiene tranquilo. Hay muchos, mujeres y hombres, para el relevo, hay muchos.

 

Todos, los que están en el gabinete, gobernadores, todos tienen posibilidad, dirigentes parlamentarios, todos, todos, tienen posibilidad, ahora sí que ya no hay tapados.

 

Yo soy el destapador y mi corcholata favorita va a ser la del pueblo, esa es la regla, la gente va a decidir en su momento en forma libre, democrática, quién debe representarnos en lo que corresponde al movimiento progresista, liberal, con dimensión social, pero eso en su momento.

 

Es un equipo de trabajo.

 

Ya nos vamos, ya, ya, ya, nos vamos porque es chanchamito, son empanadas de saben quién, tostones, torrejas, tamalitos de chipilín, un chocolate que sólo se toma aquí, entonces ya, concluyó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.