3 hombres y una mujer de “La Oficina” FUERTE GOLPE A LA DELINCUENCIA ORGANIZADA También ejecutaban a competidores

AGUASCALIENTES, Ags., domingo 2 de agosto de 2015.- La Policía Ministerial de la Fiscalía General del Estado, detuvo a tres hombres y una mujer, integrantes del cártel de “La Oficina”, en posesión de drogas; uno de ellos, “El Gordo Mata” y “El R-14”, son señalados como presuntos ejecutores de sus competidores.

Personal de la Dirección de Policía Ministerial, en coordinación con autoridades federales, lograron importantes detenciones de sujetos dedicados a la venta y tráfico de drogas en las calles de Aguascalientes.

Del mismo modo estas detenciones logran fracturar la estructura del grupo delincuencial “La Oficina”, los detenidos, informó en un comunicado de prensa la Fiscalía General del Estado, son:

Ejecutaban a sus adversarios

Víctor Manuel Bernal Montoya de 38 años, o quien también decía llamarse Jesús Manuel Bernal Rivera apodado “El Gordo Mata” y/o “El 14”; Manuel Garay Gutiérrez de 35 años alias “El R-1” y Ana Karina Gutiérrez Tabares de 36 años alias “La Mystic”.

Agregó que como resultado del trabajo de inteligencia y con base a diversas declaraciones que rindieran ante el Agente del Ministerio Público algunos detenidos  de delitos contra la salud y participantes de ejecuciones, señalaron que el encargado de coordinar las acciones de venta, distribución y dar las órdenes  de eliminar a “chapulines”, era una persona de apodo “El 14”.

Éste tenía su domicilio en la ciudad de Guadalajara, Jalisco y cuando menos una vez al mes arribaba a esta ciudad, para reorganizar las tienditas para la venta de drogas.

Operaban en la Rodolfo Landeros

Del mismo modo se tenía información que en Aguascalientes “El 14”, contaba con dos personas encargadas de surtir de drogas las diferentes casas para la venta de los narcóticos, descubriendo que estos ayudantes tenían por apodos “El R-1” y “La Mystic”,  y que su base de operaciones estaba en calles de la colonia Rodolfo Landeros; esto obligó a que se montara un discreto operativo de vigilancia para dar con el paradero de los señalados en la investigación.

Un grupo de agentes circulaban por las avenidas Rodolfo Landeros y Poliducto, cuando observaron que delante de ellos circulaba un vehículo tipo Jetta de color blanco sin placa delantera, por lo que le marcaron el alto al conductor quien hizo caso omiso y aceleró su unidad, lo que obligó a que los agentes le dieran alcance metros adelante y obligar a los tripulantes (hombre y mujer) que salieran de la unidad y se identificaran plenamente.

La primera en acatar la indicación fue una mujer que viajaba del lado del copiloto y quien dijo llamarse Ana Karina Gutiérrez Tabares, “La Mystic”, quien al revisar sus pertenencias se le detectó en el bolsillo de su pantalón del lado derecho, una bolsa de plástico que en su interior guardaba pequeños envoltorios en color verde y cada uno de ellos con una sustancia granulada en color blanco, la cual identificó como cocaína en piedra dando un total de 100 dosis.

La policía les echó el guante

Posteriormente se le pidió al conductor que se identificara, su nombre es Manuel Garay Gutiérrez alias “El R-1”, quien al ser sometido a una revisión corporal no se le detectó ninguna anomalía.

Pero cuando los agentes revisaron el interior del auto descubrieron que junto a la palanca de velocidades estaba una bolsa de color verde, que al abrirla observaron un paquete confeccionado con cinta canela y que al abrirlo, escondía vegetal verde similar a la marihuana cuyo peso fue de un kilogramo.

Ambos detenidos, las drogas y el auto, fueron trasladados al edificio de Averiguaciones Previas, quedando a disposición de la Fiscalía de Combate al Narcomenudeo.

Surtían a “narcotienditas”

Dentro de sus declaración los detenidos aseguraron trabajar para el grupo delictivo “La Oficina”, que su jefe inmediato era una persona de apodo “El 14”, responsable de entregar las drogas que ellos colocaban en las diferentes casas para su venta en toda la ciudad capital, así como la recolecta de las ganancias y su devolución.

Con esta información los agentes locales y federales solicitaron una orden de localización y presentación de “El R-1”, la cual fue otorgada por el Agente del Ministerio Público, así como distribuir fotografías del solicitado.

Con la información en su poder los agentes se abocaron a la revisión de las diferentes calles de la colonia Rodolfo Landeros, donde se tenía conocimiento que “El R-1” arribaría para la entrega de drogas.

Cayó con “las manos en la masa”

Sería en la calle Olga Delgadillo donde se observó caminado por la banqueta a una persona de sexo hombre que coincidía con las características del buscado, por lo que inmediatamente se le marcó el alto, haciendo caso omiso el sujeto, quien se echó a correr.

Los agentes le dieron alcance en la calle Paz Romo de Vivar; al momento de su revisión se le detectó una mochila deportiva de color azul marino con líneas en color blanco, en cuyo interior traía una bolsa de plástico con vegetal verde similar a la cannabis, así como dos paquetes más con polvo blanco similar a la cocaína.

Los agentes le cuestionaron por su nombre e indicó llamarse Víctor Manuel Bernal Montoya y señaló que también se hacía llamar Jesús Manuel Bernal Rivera.

Inmediatamente los investigadores lo subieron a una de las unidades oficiales y lo trasladaron al edificio de Averiguaciones Previas, quedó a disposición de la Fiscalía de Combate al Narcomenudeo, donde rindió su declaración.

Llevaban un año operando

Señaló que él era el encargado de la logística en la venta y distribución de narcóticos y estupefacientes en Aguascalientes y trabajaba para el grupo delictivo “La Oficina” desde hace un año, y que al momento de su captura se dirigía a entregar drogas en la colonia Rodolfo Landeros.

Por su parte la Fiscalía de Combate al Narcomenudeo integró la averiguación previa y consignó el caso junto con los detenidos: Víctor Manuel Bernal Montoya, Manuel Garay Gutiérrez y Ana Karina Gutiérrez Tabares, a los respectivos penales, por el delito de Contra la salud, en la modalidad de narcomenudeo, en la hipótesis de posesión de narcóticos  con fines de venta.

Será el Juzgado Penal quien  determine la situación legal de los detenidos en las próximas horas. Cabe destacar que en el caso de Víctor Manuel Bernal Montoya es investigado por su posible participación en varias ejecuciones de distribuidores de drogas antagónicos a su grupo delictivo en el estado de Aguascalientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *