Con técnica aloplástica y uso de tejido muscular, IMSS realiza reconstrucción mamaria

 

  • La reconstrucción mamaria da una oportunidad para continuar con los planes de vida.
  • El médico oncólogo determina el momento de la reconstrucción.

 

CIUDAD DE MÉXICO, viernes 18 octubre 2019.- Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Oncología del CMN SXXI implementan dos alternativas para la reconstrucción mamaria: la técnica aloplástica para colocar un implante de silicón, y el uso de tejido muscular de espalda o abdomen, para dar forma, volumen y simetría.

La doctora Xitlali de San Jorge, adscrita al Servicio de Cirugía Reconstructiva de esta UMAE, explicó que la aloplástica tiene como ventaja que el tiempo de colocación es corto, lo que produce un efecto inmediato y no conlleva más cicatrices, pues se realiza al mismo tiempo que se hace la mastectomía.

Refirió que los beneficios de utilizar tejidos del cuerpo es que la sensación y textura no serán extrañas o diferentes; los cambios, con el paso del tiempo y al subir o bajar de peso, pueden ser los mismos que la mama contralateral, y no se tiene que comprar algún dispositivo.

“Ningún procedimiento es mejor que el otro, ya que son elegidos según las necesidades de cada paciente, tomando en cuenta los siguientes puntos: que no exista contraindicación médica, la edad, el tipo de mastectomía, antecedentes de radioterapia y enfermedades como diabetes o hipertensión”, precisó la doctora Xitlali de San Jorge.

Detalló que el tiempo de reconstrucción va a depender del estado en el que se encuentre la enfermedad.

Cuando el padecimiento se detecta a tiempo, se podrá realizar la reconstrucción en el mismo momento que se efectúa la mastectomía; las opciones son varias para la reconstrucción, pero se sugiere que sea con aloplásticos y en dos tiempos para un mejor resultado y simetría.

La especialista del IMSS añadió que si la mastectomía se realiza en un estado tardío se aplica quimioterapia y radioterapia, y hasta que se concluya el tratamiento y se controle la enfermedad es posible realizar la reconstrucción.

“El médico oncólogo determinará cuándo es el momento correcto para realizar la reconstrucción mamaria, la cual se hará siguiendo un tratamiento multidisciplinario en el que se involucre a los médicos que participaron en el manejo de la paciente, con el propósito de que ella esté enterada de todo el proceso”, agregó la doctora Xitlali.

Abundó que a la mama contralateral también se le pueden hacer modificaciones como aumento, reducción o simplemente no realizarle ninguna para darle continuidad a estudios de control.

Comentó que la reconstrucción mamaria da una oportunidad para continuar con los planes de vida. El cáncer de mama es una enfermedad compleja que afecta el entorno familiar, laboral y provoca pérdida económica.

Deja un comentario