El IMSS cuenta con una Clínica de Embarazo y Enfermedades Reumáticas

 

  • Con una atención integral y especializada del personal médico, 90 por ciento de los embarazos son exitosos.

CIUDAD DE MÉXICO, lunes 19 agosto 2019.- El Departamento de Reumatología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional La Raza cuenta con una Clínica de Embarazo y Enfermedades Reumáticas que atiende a toda paciente con alguna enfermedad reumática que curse con un embarazo de alto riesgo.

El doctor Antonio Sánchez González, reumatólogo encargado de la Clínica de Embarazo y Enfermedades Reumáticas subrayó que en este espacio el objetivo es dar un seguimiento con estricto cuidado del estado de salud pre concepcional, durante las etapas de la gestación hasta el puerperio; con intervenciones terapéuticas oportunas y eficaces para el control de la enfermedad y mantener así el equilibrio del bienestar materno-fetal.

Las futuras madres requieren una constante vigilancia médica, para que ellas y sus bebés tengan una maternidad y nacimiento satisfactorios, y más aún aquellas que antes de su embarazo hayan presentado la enfermedad, debido a que existe un 50 por ciento de posibilidades de que reincida durante la gestación, indicó.

Antonio Sánchez González aseguró que con la atención integral y especializada del personal médico, 90 por ciento de los embarazos son exitosos.

Detalló que por tratarse de embarazos de alto riesgo, esta clínica opera con médicos especializados en reumatología, en coordinación con obstetras y neonatólogos del Servicio de Perinatología y Medicina Materno Fetal de la UMAE Hospital de Gineco Obstetricia No. 03 del mismo complejo hospitalario.

Explicó que las enfermedades de las pacientes embarazadas que se atienden en esta Clínica son: lupus eritematoso sistémico, síndrome de anticuerpos anti fosfolípidos, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, vasculitis sistémicas, artritis idiopática juvenil (en edad adulta), miopatías inflamatorias (dermatomiositis/polimiositis) y Síndrome de Sjögren primario (en edad reproductiva).

Sánchez González indicó que la vigilancia especializada que se ofrece abarca desde orientación, cuidados constantes, prescripción de medicamentos, estudios de cultivo, estudios de sangre y ultrasonido, para observar el desarrollo del bebé y la salud de la paciente; lo que permite el éxito en embarazos de alto riesgo.

Gracias a la atención que se ofrece, se logró que el lupus y otras enfermedades reumáticas dejen de ser una contraindicación para las mujeres que se embaracen; además ha contribuido a disminuir el riesgo de complicaciones graves tanto en madres como en hijos a causa de dicho padecimiento, expuso el especialista.

Abundó que algunas de las complicaciones que se pueden presentar por enfermedades reumáticas son: problemas de presión arterial, riesgo de infecciones, nacimiento prematuro, bajo peso del pequeño o pérdida del bebé en el primer trimestre de gestación.

Deja un comentario