MUERE “EL COMANDANTE ROJO”

INVESTIGARÁN INFILITRACIONES DELICTIVAS EN FILAS POLICIACAS

  • Fue jefe de escoltas del general Eduardo Bahena Pineda, gozó del favor de los de arriba, pero equivocó su última acción “policiaca”. ¿Investigarán aspirantes de la Guardia Nacional?

 

 

Jaime Tejeda Ponce, “El Comandante Rojo”

Cosa de Prensa

 

AGUASCALIENTES, Ags., lunes 14 enero 2019.- Hace unas horas se produjo el homicidio de Jaime Tejeda Ponce “El Comandante Rojo”, que podría atraer indagaciones de inteligencia de lo que será la Guardia Nacional, para investigar infiltraciones delictivas en las filas policiacas locales.

Después del “jueves negro” del 15 de febrero de 2007, cuando quedaran al descubierto operaciones del crimen organizado, con la presunta ejecución de “El Comandante Rojo”, Aguascalientes despierta ante hechos violentos que amenazan la paz una vez más.

Se informa sin informar

La escueta manera de informar sin informar, de los comunicados oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública de Aguascalientes (los medios nacionales que difundieron, Proceso y Excélsior, no citan si municipal o estatal) no dicen cómo ocurrió lo que ellos llaman “suicidio”.

Pero fue la revista que fundara Julio Scherer, con información de Mónica Cerbón, la que precisa que “el ministerial se habría suicidado, pero también hay versión sobre un posible asesinato”, además de que cita que “el hombre cuya desaparición se le atribuye a Tejada Ponce, aún no ha sido localizado”.

La corresponsal de El Periódico de la Vida Nacional, Karla Méndez, informaría:

Que se quitó la vida, pero…

“Expolicía ministerial Jaime Tejeda Poncemejor conocido como ‘Comandante Rojo’, se quitó la vida al interior del Cereso para Varones de Aguascalientes, después de regresar de la audiencia en la que fue vinculado a proceso por el delito de desaparición forzada de un pepenador”.

Indicó que el Juez de Control había determinado la vinculación a proceso con prisión preventiva y seis meses de plazo para el cierre de la investigación.

Rebuscado comunicado de prensa

De acuerdo con un comunicado oficial de la Secretaría de Seguridad Pública de Aguascalientes, dijo el citado periódico, al regresó de la audiencia, Tejeda Ponce ingresó a la cárcel, en donde se realizó un registro del resultado de la audiencia en el área administrativa y pidió autorización para usar el sanitario, momento que aprovechó para atentar contra su vida.

“Este proceso se realiza en el área administrativa, en donde Tejeda Ponce solicito autorización para usar el sanitario, momento que aprovechó para utilizar los elementos a su alcance para intentar quitarse la vida”, cita el comunicado”.

Añadió que, al notar su demora, “irrumpieron en el lugar, percatándose del hecho, por lo que se dio aviso al médico de guardia y paramédicos, quienes lo trasladaron aún con vida al Hospital Miguel Hidalgo, en donde se confirmó su muerte”.

¿Se ahorcaría con las cintas de sus zapatos?

No se ofrece en ese comunicado oficial, el mínimo detalle acerca de cómo, “El Comandante Rojo”, pudo quitarse la vida en un sanitario, si cortándose las venas, “colgándose” con las cintas de sus zapatos o su cinturón, o dándose de topes en la pared por haber levantado a la persona equivocada, por lo que la tarde del lunes 7 de enero sería detenido.

Aquel día, unos ochos agentes de la Policía Estatal, (qué raro, no era su jurisdicción o atribución esa aprehensión), irrumpirían en la Policía Ministerial para detenerlo, acusándolo de privación ilegal de la libertad y desaparición forzosa de José Francisco Espinoza Huerta, alias “El 12”, de 42 años, presunto pepenador.

La equivocación de “El Comandante Rojo”

Horas después se haría llegar un video a algunos medios “cuates”, en que se aprecia aquel operativo de Jaime Tejeda Ponce, ocurrido pasado seis de diciembre, al filo entre las 17y las 20 horas, en la colonia Fátima.

“El 12” viajaba a bordo de una bicicleta cuando fue interceptado por una camioneta blanca de la Ministerial arrollándolo para cerrarle el paso; “El Comandante Rojo” y sus agentes golpearon al presunto pepenador y se lo llevaron, dejando abandonada la bicicleta.

Lo buscan los familiares y denuncian

Al para los días y saber nada de él, sus familiares acudieron a la Fiscalía General del Estado para hacer la denuncia, presentando el testimonio del citado video

El agente investigador del Ministerio Público halló indicios de probable responsabilidad de “El Comandante Rojo”, dirían algunos medios, sin embargo, lo raro es que haya sido la Policía Estatal la que cumplimentara la correspondiente orden de aprehensión, y no la propia Policía Ministerial, auxiliar del MP.

Hasta el momento se ignora el paradero de José Francisco Espinoza Huerta, alias “El 12”, con más aparentes vínculos con la delincuencia organizada que con la pepena de basura.

¿Quién era Jaime Tejada Ponce “El Comandante Rojo”

El 29 de junio de 2016, Alfonso Castorena publicó en Página 24, la orden del general Eduardo Bahena Pineda de renunciar al director de la Policía Municipal, Gregorio Oswaldo Mata Luna, por su “falta de resultados”, y nombrar en su lugar a Jaime Tejada Ponce, que había sido su jefe de escoltas y se hallaba en la corporación policiaca de Jesús María.

En los días previos a ese nombramiento de “El Comandante Rojo”, 76 ganaderos de la región habían sufrido el envenenamiento masivo de muchas cabezas y, en adición, se había detectado la circulación indiscriminada de billetes falsos, con los que presumiblemente, diría el reportero Alfonso Castorena, se habían comprado votos: “Es el dinero con el que los panistas compraron la Alcaldía a Adán Valdivia”, escribiría.

Lo favorecían desde muy arriba

Al año siguiente, el 24 de octubre, el secretario de la Policía Municipal, Antonio Martínez Romo –en su tiempo, chofer del entonces alcalde Martín Orozco Sandoval- nombraría a Jaime Tejeda Ponce coordinador operativo; a Francisco Javier Luna Rivera, jefe del Estado Mayor; y a Martín Vega Zavala, director de la corporación.

“El gobierno del estado había ubicado a los mandos medios sustituidos como “un problema para la seguridad pública de Aguascalientes y en especial para la Policía Municipal”, publicaría el periódico Hidrocálido.

Más alineado a la Estatal que a la Municipal

El 28 siguiente, Martínez Romo diría: “Espero que ellos de inmediato tomen el mando y en base a su experiencia empecemos a trabajar al interior, que ellos conozcan a los propios mandos operativos que tengo intermedios y se vayan decidiendo los movimientos necesarios”.

El 10 de enero pasado, el Fiscal General del Estado, Jesús Figueroa, diría que René Alejandro Carrillo Durán, que renunciara a la Policía Ministerial, estuviera involucrado en el caso de desaparición forzada de “El Comandante Rojo”.

¿Por qué renunció René Alejandro Carrillo Durán?

Añadió que si apareciera cualquier otra persona responsable de dichos hechos se procederá en los mismos términos.

El día anterior Carrillo Durán renunciaría como Comisario General, y en su lugar sería nombrado el comandante Juan Muro Díaz.

El fiscal Jesús Figueroa negó también que René Carrillo fuera investigado, por lo que era libre de permanecer en el Estado o en el país, o bien, de salir hacia otra entidad o país.

¿Vendrá la inteligencia de la Guardia Nacional?

Una de las características que ha tipificado, o que caracteriza a la representación presidencial a cargo de Aldo Ruiz Sánchez en Aguascalientes, es la discreción y la prudencia; o dicho de otra manera, la cerrazón y el hermetismo.

Pero si se considera cómo ha venido trabajando a partir de que el Presidente AMLO lo nombrara como el coordinador general en la entidad, ha venido integrando todos los expedientes sobresalientes, especialmente en materia de corrupción e impunidad, por lo que es fácil suponer que el gobierno federal ya investiga lo que está pasando en las filas policiacas de Aguascalientes, presuntamente infiltradas por la delincuencia organizada.

¿Cuántas infiltraciones hay en filas policiacas?

En plena temporada electoral, en la que en unos días se elegirá a las candidaturas para contender por las 11 alcaldías del estado, hay al menos un centenar de investigaciones en contra de las diferentes corporaciones policiacas, predominantemente de la Municipal y la Estatal, aunque el fiscal Figueroa solo reconoce unas cuantas:

“Hay 70 carpetas de investigación abiertas, en las que están involucradas elementos de la policía municipal, estatal, federal y ministerial. En este sentido, las causales más comunes son el abuso de autoridad y el ejercicio indebido del servicio público”, diría el funcionario judicial.

¿Pepenador o Huachicolero?

La pregunta es: “El 12”, desaparecido, ¿era pepenador  o huachicolero? Lo investigarán aspirantes a la Guardia Nacional.

René Alejandro Carrillo Durán, Francisco Andrés Guerrero, Semanario Policiaco, y Jaime Tejeda Ponce. (Tomada de La Verdad del Centro).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *