ENTRESEMANA

ENTRESEMANA

LOS AMIGOS DEL PRESIDENTE

Moisés Sánchez Limón

CIUDAD DE MÉXICO, lunes 15 octubre 2018.- Todo gobernante tiene un defecto: sus amigos. Los hay que se han enriquecido con el tráfico de influencias porque tienen derecho de picaporte y sobrada impunidad; también aquellos que han llevado al mandatario a tomar decisiones que han resultado un fiasco para el país.
Otros amigos han ascendido al poder y luego se despeñaron entre la infamia personal y el cobro de facturas. Unos han pisado la prisión, otros deambulan entre el cinismo y el abuso del poder.
Por eso, cuando Enrique Peña Nieto aseguró que el Presidente de México no tiene amigos, sólo se refería a él.
Pero hay quienes niegan esa referencia y se asumen amigos del presidente Enrique Peña Nieto. Malo, malo. Un amigo del Presidente blofea y aparece fresco y lleno de vitalidad, dispuesto a salir bien librado.
Un pasaje del libro “Lo Negro del Negro Durazo”, escrito por José “Pepe” González González, quien fuera jefe de ayudantes, secretario particular y el hombre de todas las confianzas del entonces todopoderoso dueño de la Dirección General de Policía y Tránsito del Distrito Federal, el “general de división” Arturo Durazo Moreno, muestra el tamaño de la amistad que linda en la hermandad. A saber.
“Fue en los jardines de Los Pinos donde le comunicó a López Portillo su deseo de ser gobernador; pero éste le replicó: —No la chingues, pinche Negro, me metas en una bronca. ¿No ves que ese Estado es muy conflictivo? Tengo grandes compromisos ahí que debo balancear.
“— ¡Qué chinga me pones con mis amigos y mis conocidos, pues a todos les había yo asegurado que iba a ser gobernador de mi Estado (Sonora)! ¿Ora qué chingados les digo?
“— No te preocupes por eso, te vas a adornar con todo mundo, porque vas a ver lo que te voy a dar. Lo vas a colgar en tu despacho y todos lo podrán ver. Entonces, le hizo un oficio con papel membretado de la Presidencia de la República, donde letras más, letras menos, se leía: “C. Gral. De División, Arturo Durazo Moreno, director de Policía y Tránsito del Distrito Federal. Presente. Te hago patente mi agradecimiento, mi estimado amigo Arturo, él haber denegado el ser gobernador del Estado de Sonora, en tu afán de seguirme sirviendo tan cercanamente. Estos son hechos, mi hermano, que no se olvidan. Con el afecto de siempre. El Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado José López Portillo”.
“Pero el Negro todavía pidió más, y también le fue concedido: que el doctor Samuel Ocaña, candidato oficial del PRI al gobierno de Sonora, fuera a agradecerle hasta su despacho, el haberse retirado de la contienda electoral, reconociendo que, de lo contrario, hubiera “perdido” estruendosamente.
“Esa visita la hizo efectiva el candidato oficial, en compañía de su señora esposa, a la oficina de Durazo, en la DGPT. De este modo, el monumental ego del Negro quedó satisfecho una vez más”.
Pero, así como El Negro Durazo aprovechó hasta el extremo su amistad con el Presidente, hay otros que sin desplantes han aprovechado el nexo para todo tipo de tropelías y gustos personales, como ser gobernadores o integrantes del gabinete.
Sin duda, ése es el caso del gobernador de Guerrero, Ángel Heladio Aguirre Rivero, cuya permanencia en Palacio de Gobierno en Chilpancingo más parece una ocurrencia personal que el efectivo desempeño del cargo para el cual fue elegido el 30 de enero de 2011.
Pareciera que el caso de Aguirre Rivero está sujeto a la amistad que presume tener con Enrique Peña Nieto,
En la edición del 25 de abril de 2010 del Diario 21, periódico regional que se edita en Iguala, Guerrero, los reporteros Alejandro Aparicio y José Arrayo reseñaron lo ocurrido la tarde del día anterior en Taxco, con motivo del cumpleaños del entonces senador priista Ángel Heladio Aguirre Rivero:
“Taxco de Alarcón, Gro., Abril 25.- Entre un gran tumulto de simpatizantes provenientes de las 7 regiones del estado y organizadores desorientados que “seleccionaban” a los personajes que llegaron al evento para ocupar las sillas cercanas al presidium, el senador de la República, Ángel Aguirre Rivero, celebró su cumpleaños número 54.
“(…) Lo mejor, la llegada del gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, quien además de refrendar su amistad con el festejado, negó haber acudido al evento a respaldar el proyecto del senador rumbo a la candidatura del PRI al gobierno del estado.
““Sólo vine a celebrar con mi amigo -Ángel Aguirre- su cumpleaños y desearle el mayor de los éxitos en todo lo que emprenda. Estoy muy contento en acompañarlo en este festejo”, dijo.
“(…) El gobernador del Estado de México, Peña Nieto, dijo que él no acudió al festejo de su amigo Aguirre Rivero a opinar sobre el tema político del estado. “Me siento muy honrado de haber sido invitado y me da mucho gusto ver este ambiente de calidez, amabilidad y de gran cordialidad”.
““Vengo a sumarme a la celebración de Ángel Aguirre, es mi amigo a quien aprecio enormemente”, dijo.
“Señaló que él está dedicado en estos momentos a la tarea de ser gobernador del estado mexiquense “y desde esa tarea, desde ese espacio servir para que mi partido vaya ganando mayor credibilidad.”.
“-¿Es para apoyarlo en sus aspiraciones a la gubernatura?
“-Vengo a celebrar con mi amigo su cumpleaños y desearle el mayor de los éxitos en todo lo que emprenda (…).
“La fiesta es una ratificación de amigos, es la ratificación y el refrendo de la amistad que me une con Enrique Peña Nieto. No es la primera vez que el acude a una celebración de este tipo, estuvo en mi cumpleaños en la Ciudad de México hace 3 años, además hace un poquito más de un año estuvo acompañándome en mis bodas de plata. No es algo nuevo, casi se sigue volviendo una tradición, espero que cuando sea presidente nos siga acompañando” (…).
“-¿La presencia de Peña Nieto es en apoyo a su candidatura?
“-No de ninguna manera, Enrique y yo somos amigos desde hace varios años, es un hombre al que yo le guardo mucho respeto.
“-¿La visita de Peña Nieto es para darle el “albazo”?
“-Son especulaciones de ustedes, yo…
¿Amigo, amigo?
En una entrevista publicada el pasado 7 de junio, en el diario español El País, Enrique Peña Nieto dijo que el Presidente no tiene amigos. Puntualizó:
“El Presidente de México no tiene amigos. La responsabilidad de ser Presidente de México es única y compromete a uno con todo México y sólo con México. Y ahí recuerdo haber compartido todavía en la transición, en algún mensaje que dirigí a un grupo de representantes de distintos sectores sociales: A ver, el Presidente de México no tiene amigos. El Presidente de México está dedicado a una tarea que es servir a México y como tal asumo esta responsabilidad. Esa es mi visión”. Conste.
LUNES. Bien. Luisa María de Guadalupe Cocoa Calderón y Silvano Aureoles Conejo repetirán como candidatos al gobierno de Michoacán. ¿Quién por el PRI? El colega José Víctor Rodríguez dio un adelanto del tapado priista: Enrique Ochoa Reza, director de la Comisión Federal de Electricidad y originario de Morelia. Digo.
sanchezlimon@gmail.com
sanchezlimon@entresemana.mx
www.entresemana.mx
@msanchezlimon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *