COSA DE PRENSA

COSA DE PRENSA

(Foto tomada del muro en FB de Eleazar Bañuelos).

 

  • Paro de camiones y la ineficiencia
  • Miles de usuarios quedaron varados
  • El Gobernar no es para ingenuos

 

Javier Rodríguez Lozano

 

AGUASCALIENTES, Ags., jueves 11 octubre 2018.- Martín Orozco Sandoval, como político es un excelente contador; y como gobernador le ha faltado lo que Carlos Fuentes abrevaría de Adolfo Ruiz Cortines, aquello que llevaría a sus libros: “La política es el arte de tragar sapos sin hacer gestos’. Porque el buen político convierte todo en una ventaja”… “Y el malo, en una desventaja”, diríamos nosotros. En Aguascalientes hay un empresario radiofónico que un día y otro, y también el siguiente y los demás, critica “el personal estilo de gobernar” de Martín Orozco Sandoval. Muchos creen –y el periodismo independiente y especializado empieza a estar de acuerdo- que a menos de dos años de gestión ese comerciante va ganando la batalla, porque no hay política de comunicación social gubernamental, ni poder político, ni cacicazgo regional que lo contradiga en sus críticas, la mayor de las veces inconsistentes, pero algunas ocasiones, certeras y demoledoras. Por ejemplo, las que escucharemos esta mañana en Radio La Mexicana, acerca del paro de camioneros detonado la tarde de ayer por el pulpo camionero Alianza de Transporte Suburbano y Urbano de Aguascalientes (ATUSA), en perjuicio de miles y miles de usuarios. La glosa de las críticas del empresario radiofónico, en sus cuatro o cinco horas de transmisión y repetición del mismo discurso, dará cuenta de un gobernador ingenuo, ineficiente e ineficaz, que en este inicio de proceso electoral fortalece inimaginablemente a los partidos políticos de oposición, particularmente a MORENA, porque el PRI prácticamente ya no existe. Presunción que por cierto, será ratificada hoy por el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, quien al igual que el mayor estratega priista, el chiapaneco César Augusto Santiago, irán por la formación de partidos políticos distintos, que puedan contender en mejores condiciones en los próximos procesos electorales… Se ha visto y se sigue viendo, que el gobernador Martín Orozco Sandoval “no sabe tragar sapos sin hacer gestos”. El pasado lunes, cuando los periodistas le solicitaron su opinión al mandatario estatal sobre la amenaza de los camioneros, de irse a un paro si no les autorizaban aumento de tarifas de 7.50 pesos a 10.50, entró en cólera y no sólo se negó a responder, sino que enojado les dio la espalda a los comunicadores. Apenas diría: “no es tema. Hay un proyecto de movilidad y va a cumplirse”. A lo mejor la pregunta que más lo molestara sería aquella relacionada a si estaba preparado para atender a la población afectada, en caso de un paro, como ocurrió ayer y se vio que no, que su gobierno no estaba preparado para eso. Imagínese, amable Lector, la necesidad de transportación de casi un millón de usuarios “no es tema”, para Martín Orozco. Como diría Carlos Fuentes, “no es político”. ¿Cómo llegó a la gubernatura? Bueno, porque el Centro,  como siempre, negoció para que perdiendo la impopular Lorena Martínez obtuviera otras ventajas… ¿Cómo manejó hace dos años el mismo conflicto su antecesor, el gobernador priista Carlos Lozano de la Torre? Muy diferente. A CLT tampoco le gustaban las entrevistas de prensa, pero a diferencia del aprendiz de brujo que es MOS, sí sabía “tragar sapos sin hacer gestos”, exactamente como hace en estos momentos en que no fue dinero lo que le robaron en la caja fuerte de su casa del Obraje, sino documentación de sus propiedades, con la que buscan sus adversarios (LARF) elementos para incriminarlo. El lunes 25 de octubre de 2016 los periodistas entrevistamos a CLT, acerca de la amenaza de los camioneros de suspender el servicio si no se les autorizaba aumento de tarifas de seis a 10 pesos, como ahora. Con tranquilidad, “mascando” lentamente los “sapos” que “tragaba sin hacer gestos”, Carlos Lozano decía: “Lo analizaremos. (Las amenazas) creo que no es la manera de resolver los problemas en Aguascalientes, con presiones. Y estamos analizando”. ¿Considera que hay las condiciones para que haya un aumento de nueve pesos que ellos pretenden? “No a nueve pesos. Creo que hay condiciones para la consideración, pero no bajo presión”. De ahí al 20 de noviembre siguiente, en que se aprobaría el aumento de 6.00 a 7.50 pesos la tarifa, hubo paros que Carlos Lozano sorteó con autobuses de emergencia y la afectación al usuario fue mínima. Y fue el único aumento de Carlos Lozano. A MOS quieren sacarle uno ahorita y otro cuando se vaya, porque saben que es manejable.

LA COSA ES QUE…

Cualquiera cree que gobernar es fácil, pero no hay nada más ingenuo que eso, sobre todo, cuando el gabinete y el entorno son igual de incapaces. Escucharemos la radio; qué tal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *