INMINENTE LA APLICACIÓN

INMINENTE LA APLICACIÓN

 DE LA EQUIDAD DE GÉNERO EN TODAS LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS

 

  • El ISSSTE desarrolló el Taller “Síndrome de Género”

 

AGUASCALIENTES, Ags., miércoles 3 octubre 2018.- La Delegación Federal del ISSSTE en Aguascalientes, encabezada por el licenciado Juan Fernando Palomino Topete, a través de la Coordinación de Salud Mental en la Mujer, desarrollaron el taller denominado; “Síndrome de Género”; impartido por el licenciado en Psicología, Héctor Manuel Meza Estrada.

 

El especialista, señaló que el objetivo del taller, fue el de concientizar a las trabajadoras y los trabajadores federales, sobre las cuestiones de la violencia de género y las consecuencias que estás tienen en todas las personas; “tenemos que tomar conciencia, que aunque un individuo no sea víctima directa de la violencia, también la inequidad en el género a final de cuentas nos repercute”.

 

En este sentido, comentó que los mandatos sociales que se han establecido a lo largo de la historia para los hombres y las mujeres, son roles estructurales; como ejemplo señaló, que a las mujeres se les juzga por el simple hecho de ser mujer, es decir, se les exige que desarrollen ciertos roles que culturalmente han estado desempeñando las mujeres, sin ser necesariamente roles que ellas desean realizar, por lo cual es injusto y no es equitativo.

 

Agregó que también los hombres sufren de esta violencia de género, porque se le han dado mandatos estructurales y se les prohíbe cosas en función de mantener una imagen de masculinidad. Por ello subrayó, la importancia de concientizar sobre la perspectiva de género.

 

“La idea es poder entender la equidad, sabiendo que tenemos diferencias anatómicas, fisiológicas, incluso en gustos y de individualidad, pero a lo que tenemos que llegar es al concepto de equidad en derechos, en responsabilidades”, ponderó.

 

 Mencionó que la consecuencia más grave de la inequidad, es la violencia física, sexual, verbal, e incluso existe una violencia estructural, es decir, se accede a diferentes oportunidades laborales, donde se le asignan diferentes funciones, a los hombres o mujeres sin tener derecho a decidir.

 

Durante el taller que se ofreció en las inmediaciones del Hospital General del ISSSTE, el ponente resaltó que otro ejemplo de la inequidad, es en la maternidad, donde se les impone a las mujeres un rol materno obligatorio, donde son ellas las que se tienen que hacer cargo en todo momento de los bebés, sin que tengan las capacidad de decidir si realmente quieren hacerlo de esa manera; “hay mujeres que por cuestiones laborales no pueden desempeñar en todo momento esta función, y se sienten culpables cuando no cumplen con los roles estructurales, lo que las lleva a tener depresión y ansiedad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *