De Memoria / EL COLOR DE LA VERGÜENZA…

De Memoria / EL COLOR DE LA VERGÜENZA…

 

CARLOS FERREYRA CARRASCO

CIUDAD DE MÉXICO, sábado 13 de enero de 2017.- No me digan que la gente todavía discute si este o el otro son los meros buenos, y si usarán Toda su experiencia política para alcanzar la excelsitud en su buscado y nuevo cargo…
Desde luego que la vergüenza no tiene color. Al menos no la que usan los desvergozados, porque miren ustedes, un señor que dicen que dirigía al PRD en la capital, decidió que su partido le daba pena, que había abandonado sus postulados y que no aceptaría militar en una organización que se liaba con un grupo derechista como el PAN.
Y el señor tranquilamente –aunque luego no aceptó preguntas—explicó que se cambia al Morena, agrupación familiar ésta en la que la asociación es con PES, entidad cristiana que está en contra de todos los postulados del PRD sino de toda la sociedad. Y tan tranquilo, los periodistas registraron la información, la publicaron y no pasó nada…
Javier Lozano se reintegra al PRI. Hombre de muy bien ganada mala fama, demuestra con su retorno al seno materno, la tristeza de un partido, el PRI, que carece no sólo de buenos prospectos y cuadros políticos, sino de un a elemental decencia.
Recordemos a Lozano: su entrevista con Zenly Ye Gon el ilustre chino traficante que dejó en la recámara de su casa algo así como 215 millones de dólares y que a sus primeras declaraciones dijo que el dinero había sido depositado allí por Lozano, quien le advirtió: “Coopelas o cuello”.
Supuestamente era dinero para campañas políticas, lo cierto es que el dinero desapareció lo intervino el presidente Calderón y claro, su intermediario en la negociación, Javier Lozano, cuya mejor característica es tocar el, piano durante largas sesiones bohemias con los cuates. Rociadas, eso sí, con deliciosos caldillos de La Rioja.
Nos pasaríamos de inocentes si la foto que fue tomada dos semanas antes de su acto de contrición, dejando en segundo plano a Meade, fue accidental. No, lozano buscó vuelo, asiento y pose para que se viera que está cerca del candidato tricolor.
Hoy regresa al, partido que lo vio nacer políticamente, triste y agobiado porque en el PAN decidieron que la candidata a la gubernatura de Puebla será la mujer del Moreno Valle. Sucesión intrapiernosa, lo hemos mencionado antes. Pero que está muy de moda.
Y un poco más: parece que la final de esta historia será disputada entre mujeres. Ya hay quien candidatea a la compañera de Meade para sucederlo en Los Pinos, mientras que Beatriz, esposa del Peje, se muestra como nunca antes lo hizo.
De Anaya, pobre, sabemos que ha iniciado una etapa de reconquista de su familia, inconforme con que la devuelva a México y anuncia que llevó a uno de sus hijos a la escuela, pero en la foto publicada se ve a una señora –de espaldas—con el infante.
Incluyamos la foto mencionada, con Meade atrás de su nuevo mentor y guía, Lozano… pobre país.
carlos_ferreyra_carrasco@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *