COSA DE PRENSA

COSA DE PRENSA

-De Kennedy, Luther y Colosio a Frankl
-No pregunten qué puede hacer México

-A honrar el sentido de ser mexicanos

Javier Rodríguez Lozano

cdp-jrl1AGUASCALIENTES, Ags., lunes 30 de enero de 2016.- Antes de la célebre interrogante de John F. Kennedy de 1961, del sueño de Martin Luther King de 1963 y del de Luis Donaldo Colosio de 1994, desde 1921 quien sería sobreviviente del Holocausto y padre de la psicología moderna, Viktor Frankl, ya soñaba en los sin esperanza y en 1945 les diría: “No se pregunten qué puede hacer la vida por ustedes, pregúntense qué pueden hacer ustedes por la vida”… En este marco, con humildad y respeto, COSA DE PRENSA invita a los mexicanos responsables de su nacionalismo a no pensar qué puede hacer México por ustedes, sino qué pueden hacer ustedes por México… Este y ningún otro es el momento. No esperemos a que, como en 1911, Estados Unidos nos envíe sus fuerzas navales al Pacífico y el Golfo de México, y al Ejército al Río Bravo, como cuando presionó la renuncia de Porfirio Díaz, porque dos años atrás en Ciudad Juárez, al Presidente Taff le dijera lo mismo que en agosto pasado en Los Pinos, dijera el presidente Enrique Peña Nieto al candidato republicano Donald Trump: “México es un país soberano”… Hace 107 años Estados Unidos quería poner una base naval en Bahía Magdalena, para combatir la guerrilla de Augusto César Sandino, luego de quitar el presidente nicaragüense José Santos Zelaya… Lo que no pudo impedir Porfirio Díaz fue dejar de acuñar el peso mexicano en plata pura, entonces a la par con el dólar, como le exigiera William Howard Taff en aquella histórica primera entrevista de dos jefes de Estado norteamericanos. A la caída de Díaz y del triunfo de la Revolución encabezada por Francisco I. Madero, el peso se devaluó por vez primera al dos por uno, hasta ubicarse -después de la indexación de Salinas al quitarle tres ceros- en los oscilantes 22 pesos por dólar de hoy. Eso es lo que hemos perdido los mexicanos en el último siglo de vecindad distante… Peña Nieto también defiende la soberanía de México. ¿Y qué se puede esperar de la nueva vecindad? No es diferente de la del pasado. Dicen que tres tiburones y tres aprendices negociarán en “el cuarto de al lado”, no sólo el Tratado de Libre Comercio, sino toda la nueva relación bilateral. Los mexicanos responsables de nuestro nacionalismo, que reconocemos que es más lo que le debemos a México, que aquello que le reclamamos en ingenuas manifestaciones callejeras, debemos apoyar incondicionalmente todo el proceso de la nueva relación con el vecino país del norte.
LA COSA ES QUE…
A propósito de Viktor Frankl, padre de la tercera escuela vienesa de psicología, la de la Voluntad del Sentido -más allá de la voluntad del placer de Freud y la voluntad del poder de Adler- los mexicanos debemos honrar el sentido de ser mexicanos y darle sentido a México; qué tal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *